Vivirán en una mansión de al menos 17 millones de dólares en la zona Los Callejones, pero ya existen quejas al respecto de familias poderosas, no a nivel Nuevo León, sino en el país, porque los consideran, «non gratos», casi, casi, “nacos”.

La historia entre los tamaulipecos, y el Gobernador, Egidio Torre Cantú, que empezó desde el asesinato de su hermano, Rodolfo Torre Cantú y culmina en una discordia de familias poderosas del municipio de San Pedro Garza García, Nuevo León; hacia la mudanza de los Torre Cantú, a una monumental mansión que aún se construye, valuada en al menos 17 millones de dólares.

Desde hace un par de meses, vecinos del sector han venido filtrando en las cúpulas empresariales y de elite el descontento de Javier y Ricardo Garza Lagüera, hijos de Don Eugenio Garza Sada, empresarios filántropos, fundadores de la Cervecería Cuauhtémoc, FEMSA, Grupo Inlosa y VISA, lo cual sin duda los pone como la familia más poderosa de San Pedro, y que por la mudanza anunciada a su lado, consideran a la familia Torre Cantú “non gratos”.

Los Torre Cantú, se mudarían a la residencia ubicada en calle Avenida Santa Bárbara con Callejón de los Ayala, número 310, del sector Los Callejones, que catastralmente, mantiene valores de 6 mil 500 pesos el metro cuadrado de tierra, y que aunque es de las zonas más “baratas” del municipio, son de los más costosos del país.

La mansión consta de alrededor de 60 metros por,  de 80 a 100 metros, y está amurallada por una barda que alcanza los cinco metros de altura, donde se efectúan trabajos de acabado de la misma, trabajos que son resguardados celosamente por los encargados de obra.

“No sabemos de quien es la casota; se dice que es de alguien de Tamaulipas pero no sabemos quién es. La propiedad parece que es de una señora que se llama  Concepción”, dijo uno de los albañiles, mientras que otra persona trataba de evitar que un reportero apuntara con su cámara al interior de la mansión.

“No puedo permitirte que tomes fotos; es propiedad privada”, dijo esa persona que en breve, exigió al fotógrafo que las borrara.

La construcción, de acuerdo al reconocimiento efectuado, consta de dos edificaciones que albergan, según dijeron los albañiles, más de 15 habitaciones en los dos edificios; tendrá un jardín de casi media cuadra de espacio donde instalarían juegos y una piscina.

Antes de la intervención del “mandamás”; uno de los albañiles dijo que la construcción llevaba al menos dos años preparándose, y que estaban en la última etapa afinando detalles, construyendo los acabados de ambos edificios.

De acuerdo al número de medidor que ostenta la casa, la propiedad está a nombre de María Concepción Villar Manríquez de Lara, una empresaria, terrateniente y concesionaria en ecología, maestra, amiga de María del Pilar González de Torre.

Aunque aún no se ha confirmado, Concepción podría ser familiar directo de la familia Manríquez de Lara, que residen en la calle 15 y 16 Matamoros en esta Ciudad, que es un domicilio contiguo donde reside Egidio Torre López, padre de Egidio Torre Cantú.

Hace un mes aproximadamente, el Gobernador Egidio Torre, anunció que no buscaría Canadá, sino, que se mudaría a San Pedro Garza García donde rentaría una casa para vivir después de que termine su sexenio.

El pasado viernes, aseguró al Universal, que deja Tamaulipas con finanzas sanas, y que se puede vivir bien en el estado, referente al tema de la inseguridad.

Egidio Torre Cantú, rendiría su último informe dentro de las próximas 24 horas, y se va dejando una deuda de 18 mil millones de pesos,  tres ciudades al borde del colapso en inseguridad, y un caos económico que dejó una estela de más de 5 mil empresas quebradas durante su administración, entre estas, 600 constructoras.

Reporteros: Gildo Garza y Demis Santana

DEJA UNA RESPUESTA