Quedan fuera “Gonzalistas” de la UATSCDH

Delegaron la Secretaría de la Facultad de Trabajo Social y Ciencias para el Desarrollo Humano, y anunciaron la procuración y sanción de los actos que mantuvieron incendiada por casi un año, la universidad, generando desestabilidad.

Esta tarde, la Asamblea Universitaria delegó al Despacho de la Dirección de la Unidad Académica de Trabajo Social y Ciencias para el Desarrollo Humano a la maestra Myrna Maribel Medrano Vargas, extirpando a Amparo Vargas Martínez, principal incendiario de la universidad en los últimos meses.

El máximo órgano rector de la Universidad Autónoma de Tamaulipas, acordó también en la asamblea, la integración de una Comisión Especial que daría seguimiento a la instalación y funciones de la nueva directiva, que deberá convocar para integrar un nuevo Consejo Técnico.

La asamblea, presidida por el Rector, Enrique Etienne Pérez del Río en el Teatro Universitario, aprobó los acuerdos de los asambleístas, que consideraron la problemática que se generó en irregularidades administrativas, y académicas, condujeron a la recesión laboral de Amparo Vargas Martínez, uno de los principales incendiarios de la universidad.

Estas acciones, sin duda, desarman por completo Al “Grupo Azul” encabezado por Gonzalo Hernández Flores quien desde hace un año, arremetió contra la UAT, mediante una guerra mediática desde las redes sociales, que causaron desestabilidad, y que intensificó en esta nueva administración estatal, buscando la Rectoría.

En la Asamblea, se nombraron como Secretaria de Administración de la  UATSCDH, a Myrna Maribel Medrano Vargas, como encargada del Despacho de la Dirección, además, se definió una comisión especial integrada por tres Directores y tres Alumnos de Facultades y Unidades Académicas del Campus Victoria.

Ellos fungirán como aparato para auxiliar y supervisar los acuerdos de la Asamblea, además de apoyar el nombramiento de titulares del área académica, administrativa y técnica de la encargada del despacho, es decir, vigilarían a la encargada del despacho en sus funciones.

Por otra parte, se declaró desarticulado el Consejo Técnico, -conformado por “gonzalistas”-, constituido por representantes que no son elegibles, que es una exigencia que establece el Artículo 22, Fracción IV del Reglamento de Funcionamiento de los órganos Colegiados de la UAT.

Con estos movimientos, se descarta totalmente a Irma Esperanza Ibarra Flores, esposa de Amparo Vargas Martínez,  como Directora Interina; quienes por órdenes de Gonzalo Hernández, cambiaron las chapas de la Dirección para evitar que se tomara posesión de la Directiva

Además, se tomó un acuerdo para procurar que no queden impunes los actos de “porrismo” cometidos en el plantel, por quienes se involucraron para desestabilizar la máxima casa de estudios, y la legalidad, y propia legislación universitaria.

La asamblea fue constatada, y atestiguada por directores, representantes de maestros y alumnos de todas las facultades de la UAT,  zona norte, centro y sur de Tamaulipas, en lo que expresaron, fue un avance para privilegiar el orden, la armonía, y la unidad entre la comunidad universitaria.

Por su parte, los líderes de los sindicatos de los maestros, y alumnos; Luís Gerardo  Galván Velázco y Verónica Trejo Zúñiga, se pronunciaron en total apoyo a las decisiones que se tomaron en la asamblea, que consideraron, es un beneficio para los agremiados.

En parámetros de la legalidad, la Asamblea Extraordinaria se sujetó al Artículo 15 del Estatuto Orgánico y de los Artículos 25 Fracción II; 27, 30 y 39 Fracción II del Reglamento del Funcionamiento de los órganos Colegiados de esta casa de estudios.