Desliz / Afectan, las raterías de los Torre

0
168

Egidio Torre Cantú, ocasiono todo esto, no se olviden de el…

Desde la puesta en marcha de su fatídica y monetaria venganza en contra de quienes supuestamente ultimaron a su hermano; hasta la venta del Estado a otras fuerzas político-empresariales.

Su omisión y pecado, llevará al estado de Tamaulipas, a sufrir por más de 18 años, el estiaje, la falta de dinero, además la falta del interés, por la violencia, de empresarios extranjeros para que se fijen en Tamaulipas.

Por parte de la política, ya solamente le sobrevive su sobrino, el empresario pastelero Carlos Morris Torre, quien afirma le aprendió mucho a su tío Rodolfo, quien si tenia gracia y “Don” para tratar al pueblo. Pero estos dos, creemos que en vez de aprender lo bueno “mamaron pus”, dejando atrás todas las buenas formas; porque salieron muy uña larga.

Los hijos putativos, del grupo político egidista, el cual se sabe es quien esta exprimiendo al PRI Estatal; permite que “Doña” Aida Zulema Flores Peña, se empance 10 mil pesos de viáticos diarios y un sueldo de 200 mil pesos al mes.

Esto sin contar la repartición de casi 2.8 Millones de pesos, las cuales son las prerrogativas dadas al CDE del tricolor; al cual tienen secuestrado y medio muerto.

La sociedad priista de corazón, ya no los quiere ver ni en pintura.

Ni al mismo Villegas Gamundi, que aun subsiste y sobrevive, ahora como asesor.

Volviendo al tema egidista, los cuentos de sus diferentes “romances”, y las posiciones que regalo a sus queridas aun están latentes. Aunque muchas ni siquiera saben agarrar un lápiz, ellas cobran “sueldazos” tanto en la Sedesol Federal, como en la Secretaría de Educación Pública.

Esto sin contar, los suntuosos negocios que dejo a sus hijos, una academia de baile la cual solamente sirve como “Casa de Citas” para jovencitos de billete.

Los cuales, están recién casados y buscan desfogue ya que se aburren de comer huevo todos los días. Todo al estilo de Egidio, a la muy “Open Mind” neoleonesa.

Los victorenses, no estamos acostumbrados a eso.

“Mañas” que aprendieron del padre; otros pues solamente andan pateando la pelota y disfrutando de sus campos de renta, los cuales producen muy bien pero como en confitería, siempre hay un trasfondo.

Adentrándonos muchos más; que buen, negocio realizo Egidio y otros funcionarios más, se llevaron hasta las migajas, dejando todo colapsado.

Puesta en ejemplo e investigación que realizará nuestro medio, sobre la homologación que se debió pagar desde el mes de abril del 2015 a la Fuerza Tamaulipas; pero hasta la fecha no se ha realizado pagó alguno y desgraciadamente nadie toca el tema.

El recurso lo dio la Federación, pero no llegó al personal operativo para nada, sin embargo a medios chiles, comen casi desperdicios, y mal les pagan.

¿Como exigimos que nos cuiden?.

¿Con eso compraría, la casa de San Pedro, el Rancho en Guanajuato o su casa en San Antonio?.

O con las regalías, que cobra por el famoso “código” de la Secretaría de Salud en Tamaulipas.

A contra parte, tenemos información sobre el hurto, que realizo el sobrino ahora Diputado, al Fondo Tamaulipas, y los datos de cuanto y como repartían el “billullo”, esto sin contar. Los sueldos que cobraban hasta el personal de limpieza y panaderos de sus negocios, de las arcas gubernamentales.

Qué poca…

Realmente, la Familia Torre Cantú, fue tóxica para Tamaulipas, todos unos chivos en cristalería.

Pero ahí andan. Y nadie les hace nada.

El envenenado.

Se dice que el otro, hijo putativo de Egidio, el ex alcalde Alejandro Etienne, aun no se recupera de la intoxicación por un Tequila de dudosa procedencia que ingirió; luego de que se lo regalaran.

¿Será que ya comenzarán a eliminar políticos incomodos al mismo estilo de la mafia rusa, envenenando con la bebida a sus enemigos?.

Si es así, deberíamos pasar la canasta por Victoria, para que todos, le den una botella al ahora diputado. (chiste negro)

Quien sabe que le obsequiarían.

Por lo pronto es todo.

A chambear.

DEJA UNA RESPUESTA