TAMAULIPAS.- La familia de Pilar Garrido Santamans, la española de 34 años secuestrada el 2 de julio en el estado de Tamaulipas confía en que el desenlace sea «rápido y positivo», porque desde su desaparición lo han «barajado todo».

Su hermana Raquel dijo a la agencia EFE que todos los días contacta con la Policía, tanto mexicana como española, y con su cuñado, por su hubiera alguna novedad sobre la desaparición de Pilar, que lleva viviendo tres años en México y está casada con un mexicano.

Pilar Garrido tenía previsto venir a España la próxima semana para ver a su familia, que reside en el municipio valenciano de Massalavés.

«Hemos dejado el vuelo abierto porque hasta el último momento tenemos la esperanza de que la liberen», afirmó Raquel, quien agregó que la policía mexicana le recuerda que, «mientras no haya nada malo que contar, es una buena noticia».

Su desaparición ocurrió cuando Pilar regresaba junto a su marido y su hijo de un año a Ciudad Victoria tras pasar unos días en la playa de Soto La Marina.

DEJA UNA RESPUESTA