Especial.- ‘Beto’ Borge intentaba huir a París, cuando el primer domingo de junio, día 4, en que se celebraron elecciones para gobernador en tres estados, incluido el Estado de México, fue detenido en el aeropuerto de Tocumen acusado de lavado de dinero.

Seis años atrás, sin embargo, Roberto Borge asumía como el gobernador más joven de la historia, impulsado por quien en diciembre de 2016 había dejado la gubernatura de Tamaulipas, Eugenio Javier Hernández Flores.

El vínculo entre ambos: Seyed Mohammad Farough Fatemi Corcuera, amigo de ‘Beto’, de los tiempos de Universidad, en Nuevo León.

Farough Fatemi Corcuera

De acuerdo a fuentes consultadas, Hernández Flores fondeó con dinero robado a los tamaulipecos, buena parte de la campaña de Borge Angulo hacia la gubernatura de Quintana Roo.

El paradisiaco Cancún, en el municipio de Benito Juárez, Quintana Roo, había sido elegido por Eugenio Javier como lugar de retiro, para disfrutar su impunidad.

No confió totalmente de Corcuera, por eso el ex gobernador de Tamaulipas envió a otro representante, Alejandro Jiménez Riestra, que había sido su Secretario de Administración.

Alias “El Topo” -así lo identifican en investigaciones estadounidenses- Jiménez Riestra en poco tiempo se convirtió en asesor financiero de ‘Beto’ Borge.

Muchas de las operaciones de compra-venta de inmuebles para Hernández Flores y familiares, incluidos los departamentos que la PGR llegó a asegurarle al ex mandatario en la Torre Emerald, las realizó “El Topo”.

Monica Roca y Adriana González

Incluso en su momento, el periodista Tabasqueño, Carlos Cantón Zetina, advirtió sobre la posibilidad de que Jiménez Riestra se convirtiera en el Tesorero del Gobierno de Quintana Roo, movimiento al que Borge dio reversa y prefirió mantenerlo en perfil bajo, pero con ‘responsabilidades’ altas.

Alejandro Jiménez Riestra

Del Cancún de que llegaron a ‘apoderarse’ por el dinero mal habido que gastaban, ahora los repudia.

Ya no los reciben en las fiestas infinitas que organizaban con los empresarios quintanarroenses.

De ahí que tras la captura de Borge en junio pasado, Eugenio Hernández, su aún legalmente esposa, Adriana González Lozano; Alejandro Jiménez Riestra y el propio Seyed Mohammad Farough Fatemi Corcuera, hayan decidido huir.

A los cuatro, el Gobierno de Estados Unidos de Norteamérica les sigue un maxiproceso, en el que Eugenio Hernández Flores tiene vigentes dos órdenes de captura junto a su cuñado Óscar Gómez Guerra.

En Quintana Roo, los ‘geñistas’ replicaron los delitos que cometieron en Tamaulipas, pero allá dejaron solo a ‘Beto’ Borge.

A Mónica Andrea Roca Pérez le ocurrió igual que a sus cómplices.

Entre los círculos sociales de San Pedro Garza García, Nuevo León y los de Cancún, Quintana Roo flotaba la ‘riqueza’ de Roca.

La ex Secretaria Particular de Adriana González Lozano, fue detenida en marzo en el aeropuerto de Los Ángeles, California.

En la acusación criminal C-17-146, radicada en la Corte del Distrito Sur de Texas, a Roca se le señala se formar parte de la red criminal de Eugenio Hernández Flores. La pasada semana fue juzgada y encontrada culpable por el delito de lavado de dinero en Estados Unidos.

Eugenio sigue detenido esperando su proceso de extradición, mientras los otros ya la cuentan como librada…

Primera parte de 3.

Gildo Garza / Cambio.Press / Canal Ciudadano / Agencias