Radicales Libres / PRI: Meade, Buen candidato pero…

Peña Nieto, fiel a su estilo, lo hizo.
Subestimando la inteligencia colectiva, pensando que todo era secreto y de una manera burda, que raya en lo absurda, ungió a Jose Antonio Meade, como candidato del PRI a la Presidencia de la República.
Y no es que Meade no tenga la capacidad de ejercer el cargo, vamos, hasta el burro del carretonero tiene mejor bagage intelectual que el actual presidente. El detalle es que el juego del tapado nunca fue tal.
Peña Nieto le confeccionó un traje a la medida a “Mid” (Así se pronuncia) atropellando la estructura que durante décadas ha mantenido aceitado el engranaje electoral tricolor. Hoy, estará de verse si las bases responden ante el llamado de un candidato extraño, pero el único viable para poder aspirar a gobernar el país un sexenio más.
Y es que la mayor virtud del candidato tricolor es su trayectoria como funcionario de carrera. Meade no ha llegado a “aprender” a sus enconmiendas, sino que llega a trabajar dando resultados donde se ha parado. Además, su disciplina, forjada en la gestión zedillista, lo establecen como un estadista, lejos del perfil del político gangsteril promedio.
En resumen: es un buen candidato pero…
Labastida también lo era.
El haber metido a Osorio Chong en el Senado para vapulearlo por la inseguridad, hará que la herencia de violencia de la actual gestión podrían incidir en el torpedeo por parte de los demás candidatos, lo que podría sellar un destino similar al del sinaloense en el 2000.
Es decir, el PRI se está disparando al pie como ha sido su costumbre en los últimos años.
Además se encuentran las balizas de la reforma energética que incluyen criminales aumentos a gasolinas, gas y energía eléctrica. Amén de los escándalos de corrupción y narcotráfico de casi todos los exgobernadores.
Así las cosas, para el PRI es buena noticia que Peña Nieto demuestra que una de sus grandes fortalezas es saber elegir buenos candidatos para procesos electorales competitivos.
La mala noticia es que buenos candidatos no son precisamente buenos gobernantes y eso lo puede facturar el electorado que ya le dio la espalda al PRI en 2016.
Así, se declara abierta la temporada de cacería en que se convertirá el proceso de 2018, gracias a las redes sociales y a pesar de Televisa y El Universal.

Gastan 15 mil millones de pesos para investigar enriquecimiento por 300

Parte de la estrategia gubernamental había consistido en dinamitar el Frente Ciudadano. Pues ni han logrado descarrilar a Anaya, ni Margarita prende, y los agrietamientos del Frente son ligeros para un gasto mediático que ya supera -y por mucho- la llamada “fortuna inexplicable” (ya explicada) de toda la parentela de Ricardo Anaya y que en conjunto son algo así como 300 millones de pesos, 150 menos que lo que se gastó Javier Duarte en una sola propiedad -El Faunito- y muchísimo menos que la deuda que algunos municipios contrajeron en vía alcaldes corruptos, en un lapso de tiempo similar.

Jiribilla

Se cocina la renuncia de Nuño a la SEP. En términos reales aplacó la rebelión magisterial de manera implacable. A ver si EPN no nos sale con alguna sorpresa, como designar a Meade al Banxico. Si esto pasa, sabremos a donde apunta el dedo. Si sigue el rumbo normal Nuño sería coordinador de campaña. Esa misma ruta siguió Ernesto Zedillo en 1993… #JustSaying