ESPAÑA.- Si algún equipo pagase los 700 millones de euros (834 millones de dólares) de la cláusula de rescisión de Lionel Messi, el Barcelona podría comprar alguno de los nueve clubes más caros del mundo.

O tendría dinero suficiente para adquirir a todos los jugadores de la MLS estadounidense.

La posibilidad de que algún club active esa cláusula es remota, aunque después que Paris Saint-Germain pagó los 22 millones de euros (264 millones de dólares) de la cláusula de Neymar, el Barsa quiere protegerse de cualquier eventualidad para no perder a uno de los mejores futbolistas de la historia.

El presidente del Barsa, Josep Bartomeu, admitió que el equipo decidió aumentar la cláusula de Messi a más del doble de la cifra que originalmente tenían pensada debido a lo que les pasó con Neymar.

Un vistazo al equivalente de esos 700 millones de euros en el mundo del fútbol.