El Regidor, Mario Ramos Tamez, considera viable que la admistración de la Comisión Municipal de Agua Potable y Alcantarillado, pase al Estado y no al municipio porque, aseguró, solo la usan para lucrar, y ahora, estén agraviando a la ciudadanía con tarifas infladas para obtener recursos para la campaña de reelección del Alcalde, Oscar Almaraz Smer.

En entrevista, dijo que es irrisorio que meses antes que arranque el proceso electoral del 2018, cobren a la mayoría de los usuarios, once metros cúbicos de agua cuando la realidad es que una familia activa de cinco o seis elementos, no alcanza siquiera a consumir ocho metros cúbicos.

“Hace quince días enviaron gente a los domicilios de los deudores con una amenaza legal de corte, si no se regularizaban en los pagos; se entiende que deben el servicio pero lo que no se entiende, es que se dan casos en los que la deuda se duplica por las sanciones al retraso en el pago”.

Y es que, por cada atraso, la COMAPA impone un recargo por el atraso en la cuota de 120 pesos que se incrementa mes con mes, incluso, aplicado a los domicilios que no están habitados.

“La cuestión que se da también es el cómo le exiges a la gente que pague si tienen la Ciudad en un completo desastre, malas calles, mal alumbrado, inseguridad, los servicios públicos deplorables, y lo peor, un servicio de agua potable y alcantarillado insensible dada a la pésima situación económica que vive la Capital”.

Aseguró que considerando estos aspectos, sería viable que Gobierno del Estado tomara la batuta, de la COMAPA y de paso, realice una auditoría a fondo del manejo de los recursos, porque está seguro que han lucrado a manos llenas con la empresa paramunicipal.

Actualmente, la COMAPA mantiene un total de 140 mil tomas de agua entre domiciliarias, comerciales y empresariales de las que viene arrastrando 70 millones de pesos de 10 mil tomas en las que también, están incluidas, residencias de funcionarios públicos que por años, respondieron al cobro de la tarifa.

Demis Santana / Cambio.Press