La Comisión Estatal de Derechos Humanos del Estado de Tamaulipas (Codhet) manifestó su preocupación por los efectos de la Ley de Seguridad Interior y se pronunció a favor de un diálogo para discutirla a fondo.

Con ello la Codhet secunda la posición asumida por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) que ha desaprobado la Ley de Seguridad Interior, por considerar que pone en riesgo los derechos humanos de los ciudadanos.

En un breve comunicado de prensa emitido por la Codhet se señala que “La Comisión de Derechos Humanos del Estado de Tamaulipas se suma al llamado de  la ONU-DH y  CNDH para abrir un diálogo nacional sobre el proyecto de Ley de Seguridad Interior”.

Anteriormente, José Martín García Martínez,  presidente de la Codhet, ha pedido que las disposiciones de dicha Ley se suavicen, tomando en cuenta los señalamientos de diversos grupos defensores de Derechos Humanos, y sin dejar de lado el fortalecimiento de las policías estatales.

El odbusman tamaulipeco ha establecido que “se requieren instituciones fuertes y una mayor presencia de nuestras corporaciones en las calles, pero mientras no se tenga la capacidad suficiente se sigue necesitando la presencia de instancias como el Ejército, la Marina y la Policía Federal”.

El 15 de diciembre pasado, la Cámara de Diputados aprobó la Ley de Seguridad Interior con la cual se regular la participación de las fuerzas armadas en las tareas de combate a la delincuencia.

Enrique  Jonguitud / Agencias / Cambio.Press