Mario Soria Landero, Contralor del Estado, sostuvo que se sigue revisando las cuentas públicas de la pasada administración municipal y de las anteriores administraciones municipales, cuyas irregularidades se presumen en 10 mil millones de pesos.

Y advirtió que en este año se conocerán más casos de desvío de recursos y mal uso del dinero público en el gobierno estatal y en los municipios.

Pero además, se investigan los presuntos desvíos de la Secretaría de Hacienda a las campañas del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en Tamaulipas, sin embargo dijo que es mucho el tiempo que se necesita para agotar las investigaciones y presentar las denuncias.

Soria Landero dijo que el hecho de que el Congreso del Estado haya aprobado de manera “maratónica”, las cuentas públicas, causó sospecha por lo cual la Auditoría Superior del Estado (ASE) está reabriendo expedientes.

“Ellos (la ASE) no sé si en una semana o un mes van a informar cuando se tengan integrados los documentos. Sí va a haber muchos casos, hay muchas observaciones y las revisiones todavía no se acaban”, sostuvo el funcionario estatal.

También dijo “La Contraloría no puede investigar porque las cuentas ya están aprobadas. En el caso del Congreso ellos saben sus normativa y como lo deben de hacer y lo que está la ciudadanía lo va a ver”.

En el caso de la denuncia dada a conocer por Javier Corral, gobernador de Chihuahua, en torno a presuntos desvíos de Hacienda hacia el PRI der varios estados, incluyendo Tamaulipas, dijo “cuando obtenemos información mediática tenemos que investigar, no actuar solo en base a la información vía periódico o televisión, no es fácil, tenemos que sacar archivos, revisarlos muy bien, darle seguimiento, como ustedes saben es algo complicado no es fácil”

Soria Landero dijo que además de los 5 mil millones de pesos observados al ex gobernador Egidio Torre, otros 5 mil millones de pesos son observados a municipios, cuyas cuentas fueron aprobadas por la anterior legislatura.

“Estamos trabajando de una manera profesional, no queremos sacar un expediente y que en tres días se caiga. Si necesitamos ocho o diez meses lo vamos a hacer y cuando salga el expediente va a ser un expediente robusto”, apuntó.

Enrique Jonguitud / Agencias / Cambio.Press