Reynosa.- Luego de su renuncia a la coordinación de Servicios Públicos Primarios en Reynosa, Belta Mendoza Vásquez, la señalada, exigió se abra una investigación para aclarar el supuesto desvío de recursos.

Ante medios de comunicación señaló, haber sido víctima de una calumnia, misma que le costó su puesto en el ayuntamiento.

Solicitó a la alcaldesa con quien dijo no ha tenido la oportunidad de platicar, que investigue quien originó el falso rumor del faltante de luminarias y que de la misma forma que fue señalada, sea exonerada.

“Si le digo a la máxima autoridad que es la doctora Maki Esther Ortiz Domínguez, que me apoye a investigar quien es responsable de esa calumnia en la cuál me están acusando” solicitó.

Destacó que ya fue presentada una denuncia ante las instancias correspondientes por la difamación y el daño moral del cual fue objeto.

Será ésta tarde, cuando se haga la entrega del departamento al contralor municipal, en presencia de los integrantes de la comisión de Servicios Públicos Primarios en el cabildo.