Madero.- El entrenador de basquetbol Eduardo Moreno, quien cobra 300 pesos por cabeza a un total de 60 alumnos, ha sido boletinado ya por el ayuntamiento de Ciudad Madero, luego de que empezó a acusar de corrupción al municipio, cuando ésta le cerró las instalaciones de la Unidad Deportiva.

Adriana Morato Avilés, Secretaria de Bienestar  Social en la urbe petrolera, precisó que el motivo de que le impidieran el paso fue simple: la persona explota para su interés personal dichas instalaciones públicas, pero sin pagar por ello un solo peso al gobierno municipal, lo cual constituye un delito estipulado claramente en la ley, que prohíbe el usufructo de un bien público por particulares.

La razón de que se le haya permitido hacerlo está igualmente contemplada en las leyes: él, como lo hacen otros entrenadores, firmó un convenio para compensarle a la ciudad el aprovechamiento de la Unidad Deportiva en calidad de área cedida en concesión, para lo cual debe aportar mensualmente una cantidad establecida, cosa que no ha hecho en dos meses, señalan fuentes del mismo ayuntamiento.

Cada vez que se le exige que pague termina burlándose de la función pública, alegando que no tienen porqué cobrarle el uso de instalaciones públicas, cuando que él lo hace con sus alumnos, pasando así por encima de la ley, razón por la cual se decidió negarle de forma permanente el acceso a las áreas deportivas administradas por el municipio, algo que, en todo caso, haría también cualquier particular.