Razones y palabras / Juárez el emergente

Al fin José Antonio Meade, se deshizo de Enrique Ochoa Reza; ‘ El señor de los taxis’, ha sido obligado a abandonar la dirigencia del ex partidazo. Meade candidato del PRI, al que todas las casas encuestadoras lo colocan en tercer lugar de la contienda electoral presidencial le pesaba el lastre impuesto desde Los Pinos ¿No será demasiado tarde?

¡Vaya usted a saber! Lo que sí es cierto es que era evidente que a Meade le costaba ir por el país con un discurso contra los corruptos teniendo como presidente del PRI a un hombre que una y otra vez se le ha acusado de ser el más tramposo, y quien por cierto, dejó con un palmo de narices a los priisas tamaulipecos.

De hecho solo estuvo con Egidio Torre en el Centro Cultural y su llegada fue por la puerta de atrás, al priismo jamás les dio a cara.

Y luego como el dedo presidencial aún decide en su partido, que se lo enjareta al pobre de Meade…hasta hoy.

Quien sabe si la mano izquierda de René ‘El Negro’ Juárez Cisneros y sus cercanía con las bases priistas del país, le sirvan para hacer que Pepe (muy amigo de Peña) por lo menos deje el sótano de las encuestas.

Ahora bien, lo que sabe ‘El Negro’ Juárez, no lo sabe ni Obama (parafraseando a ya saben quién) pues como Subsecretario de Gobernación, tenía y tiene el pulso político del país entero y, sabiendo que este país se les va de las manos, se cae en pedazos, lo traen de emergente en una contienda que le restan 58 días para el domingo 1 de julio.

El manotazo, -tibio aun-, de Meade, para tirar de una buena vez al dirigente del PRI , es bienvenido, -démosle un voto de confianza (mira, mira)- aunque ciertamente falta el más importante; sacudirse a la bola de gandallas que lo rodean y que han dejado temblando a este país.

Quien quite y Meade deje de ser sotanero, pero le faltan…como se dice, pues eso, producto de gallina para deslindarse de Enrique Peña, de Carlos Salinas, y del mismo PRI, al fin y al cabo ¿no dijo que era candidato ciudadano? ¡Pues que le atore!

Igual sería para posicionarse como un candidato presidencial más digno, más candidato, pues.

Lo cierto es que René Juárez Cisneros, sigue siendo esa parte del PRI que no muere, el de los dinosaurios que han llevado a este país casi a la bancarrota, aunque este México nuestro es tan generoso que aún aguanta a la desclasada clase política.

Juárez Cisneros puede ser un tipazo como cuentan columnistas de la Ciudad de México, pero atrás dejó un estado-Guerrero- que sigue empobrecido y metido en una guerra como la que se vive en Tamaulipas, además de periodistas perseguidos, desplazados y asesinados.

Ahora la militancia priista, al menos en Tamaulipas, espera que también echen a Sergio Guajardo Maldonado quien es acusado de no entregar los recursos para vivienda cuando estaba como delegado de la Secretaría de Desarrollo Territorial y Urbano, pero además de ser un dirigente a modo

De hecho Guajardo Maldonado en cualquier momento se irá pues el Ciudadano Meade, no confía en él ni en su gente.

Palabras al margen…

¿Ha visto por algún sitio a los candidatos a diputados y senadores del PRI? Cuando los vea, si se aparecen por ahí, salúdelos, será la única ocasión que los verá, ganen o pierdan.

Aquí entre nos, en el caso del V distrito con cabecera en Victoria, Reyna Garza con la camiseta de ‘Juntos haremos historia’ anda por todos los municipios y se le agradece, recorre la legua buscando el voto ciudadano.

Y en el caso de los candidatos al senado, Américo Villarreal de ‘Juntos Haremos Historia’ y Por México al Frente, Ismael García Cabeza de Vaca, ya los conocen en los ranchos, pueblos, comunidades y colonias de Tamaulipas.

Qué alguien les informe a los del PRI que se dejen de llorar como nenas y que se pongan ‘a jalar que se ocupa’ (V.gr. Egidio Torre).

Desde mi trinchera vietnamita…

barbarabotero@gmail.com

www.revistanodos.com