CIUDAD DE MÉXICO.- La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) rindió un homenaje póstumo a los tres militares que perdieron la vida durante una agresión registrada el pasado martes en el municipio de Coyuca de Catalán, Guerrero.

En representación del titular de la dependencia, general Salvador Cienfuegos Zepeda; el subsecretario de la Defensa Nacional, general Roble Arturo Granados Gallardo, destacó que en un acto cobarde, tres militares ejemplares y mexicanos entregados a su país, perdieron la vida y sostuvo que este crimen representa una afrenta para México y sus instituciones.

Por ello, advirtió que a los responsables se les aplicará el castigo que la ley establece y aseveró que hoy más que nunca se requiere de sus fuerzas armadas, al tiempo en el que llamó a redoblar el esfuerzo para alcanzar la seguridad que demandan los ciudadanos.

El general Granados Gallardo reiteró el compromiso de la Sedena para apoyar a los familiares de los militares caídos, así como de los que resultaron heridos.