Contra la Máquina /¡¡Y arraaaaaancaaaaaaaaannnn!!

Vaya madruguete que Oscar Almaraz les dio a sus contrincantes en el inicio de esta zacapela electoral en busca del preciado voto.

Así es; mientras  unos dormían, otros rezaban, y otros más le pensaban, Almaraz Smer mostró  músculo impresionante en la principal calle de la Capital, la calle Miguel Hidalgo donde –‘chinguezu’ la inseguridad- le metió 2 mil gentes por lo menos para celebrar su inicio de campaña.

Con esta acción, Almaraz Smer reafirma que es un maestro en el teje y maneje de las masas populares, al estilo de Andrés Manuel López Obrador, o mejor dicho, al mismo estilo del viejo PRI.

Nos cuentan quienes fueron que una legión de microbuses se prestaron al servicio de trasladar a las masas populares, con retorno garantizado hasta las 2 de la mañana; es decir, por transporte, no había qué preocuparse.

En su arranque, Xicontencatl Uresti prefirió orar de la mano de su esposa.

Esta mañana, arrancó ofreciendo un almuerzo “shingón” con los medios en los que recordó la importancia de pensar el voto, dadas las condiciones en que se encuentra la Capital.

“Duele y da pena ajena ver la Ciudad en estas condiciones” remarcó.

Y tiene razón;  Victoria está al menos 20 años atrasada en desarrollo.

Oscar Almaraz solo vino a devolver un poco de lo que el PRI le debe a los victorenses; el peso que representan años y años de olvido de la Capital tamaulipeca, la última Capital en cuanto a desarrollo se refiere.

Por otra parte, de Eduardo “Lalo” Gattas no se supo mucho salvo  lo que integró en su agenda que fue una reunión en La Salle programada, en la que platicaría con universitarios.

Aunque de trasfondo, podrían percibirse acuerdos entre él y los residuos de las huestes “egidistas” que fueron desterrados del presupuesto y otras bendiciones municipales en la administración de Almaraz Smer.

Ante esta situación, Lalo Gattas podría dar la sorpresa si le integramos el supuesto del arrastre de Andrés Manuel López Obrador, que de acuerdo a la encuesta que realizó el prestigiado “Hora Cero”, lleva la delantera en Tamaulipas, en cuanto a elección presidencial.

Recordemos que los números que arrojó Lalo en la encuesta que realizó el Grupo Cambio, salió en segundo lugar, aunque esta percepción podría verse afectada positivamente para él en la activación de votos que traerá por primera vez esta elección, que les aseguro, no van a ser para el PRI.

De Mario Arizpe, del Partido Verde Ecologista, no se supo nada, al igual que de Nayma Balquiarena Pérez, quien busca también la Alcaldía compitiendo directamente en la misma vía Independiente con David Ruiz Tamayo, están desconectados.

En el otro extremo de las elecciones, tenemos a Alejandra Cárdenas que puja para alcanzar más espacio ante Mario Ramos, que precoz, se ha metido de lleno en terreno  para lograr avances sustanciales en el desarrollo de su campaña, que le está funcionando.

La cuestión es que ser izquierda está de moda, el pueblo la entienda, y Mario Ramos abusa de esa posición, la estudia, aprende, busca ángulos, y se mueve como pez en el agua en medio de las masas populares.

Su único defecto, su edad, aunque a la gente parece no importarle.

En cuanto a Alejandra Cárdenas, se le percibe desesperada en escindirse de la imagen corrupta del PRI, pero incidió en la misma estrategia mediática en ofrecer propuestas que la sociedad no entiende, y para acabarla de amolar, con el mismo prosaísmo que ha caracterizado al PRI por milenios.

Su única carta fuerte hasta ahora, es el ser mujer, lo que habla de cierta pluralidad; ha logrado algunos cotos de poder en algunas asociaciones civiles que por la naturaleza de la sociedad capitalina, han pasado desapercibidas ante el nulo esfuerzo por sacar adelante los derechos de igualdad de la mujer.

Hasta ahora, así son las cartas a nivel local; no existe aún ninguna propuesta sólida que desarrolle a la Capital de Tamaulipas, que está muerta económicamente, y sepultada viva en inseguridad.