CIUDAD DE MÉXICO.- Activistas y comunicadores mexicanos recuerdan este martes a Javier Valdez, el reconocido periodista especializado en narcotráfico que fue asesinado a balazos en plena calle hace un año, en un crimen que estremeció como nunca al gremio periodístico de México.

Valdez fue fundador del semanario Ríodoce, que se publica en su natal estado de Sinaloa (noroeste), corresponsal del diario La Jornada y colaborador de la AFP durante una década.

Valdez fue asesinado a balazos, a plena luz del día y a unas calles de las oficinas de Ríodoce, en su natal Culiacán.

El impacto fue brutal en México, que se encuentra entre los países del mundo más peligrosos para ejercer el periodismo, con más de 100 comunicadores asesinados desde 2000, en crímenes que permanecen impunes en su inmensa mayoría.

Desde el gobierno, que contadas veces se pronuncia sobre el asesinato de un comunicador, el presidente Enrique Peña Nieto prometió castigar a los responsables.

Los últimos trabajos de Valdez estuvieron relacionados con las pugnas al interior del cartel de Sinaloa tras la recaptura de Joaquín “El Chapo” Guzmán, en enero de 2016, y que se agudizaron con su extradición a Estados Unidos al año siguiente.

Este martes, se espera que Culiacán sea escenario de una de las manifestaciones más nutridas, que tendrá como punto culminante una protesta ante la fiscalía de Sinaloa.

“Mientras no haya detenidos autores materiales, intelectuales y no haya sentencias no puede ser un caso cerrado. Entonces esa va a ser nuestra exigencia permanente y constante”, dijo a la AFP Griselda Triana, viuda de Valdez.

Las actividades cerrarán con un encuentro de comunicadores, entre ellos de los estados más violentos como Veracruz, Jalisco y Chihuahua, quienes revisarán temas de organización y seguridad, a la vez que realizarán un análisis de los mecanismos de protección de periodistas en el país.