Reynosa.- Hace unos días una madre de familia hizo público en sus redes sociales que sacó a su hija de 8 años de edad a vender chicles en la vía pública, justificando que era para que la menor valorará lo que tiene; esto trajo coraje, repudió e impotencia, así como otros comentarios a favor a lo que hacía.

Este jueves la procuradora del Sistema DIF Reynosa, Tita Ernestina Carmona Ariceaga, en atención a medios de comunicación dijo que como autoridad no desea a fomentar el escarneo o daño que se le ha hecho a la menor.

“Efectivamente hay que inculcar valores y educar a los niños y niñas, pero obviamente tenemos que buscar las autoridades como los padres los medios adecuados que estos no dañen ni física, ni emocionalmente a los niños, que no represente ningún riesgo, en no tratar en tan particular este caso para mi se basa en el principio superior de la infancia”, manifestó.

La menor fue expuesta públicamente lo cual no se debió hacer, ya que los medios no son adecuados, mientras que la acción si para que ellos valoren todo lo que sé hace y como se debe de hacer.

Este hecho no se califica como maltrato infantil, sólo que no es el medio en la forma en como se hizo, incluso tampoco es explotación infantil; esto puede traer un efecto en los padres de familia para que aquellos que estén a favor puedan hacerlo pero no es lo adecuado y menos darlo a conocer en redes sociales como en este caso.

La madre fue invitada a que se acercará al DIF o a otra institución sólo para saber un poco más de los derechos de los niños para darles el ejemplo e inculcarles valores.