Matamoros.- El supervisor de la zona escolar numero 244, César Alejandro Ríos Ochoa, hizo la recomendación a los docentes de guardar la distancia con los alumnos, tal y como lo marca la normatividad y para evitar situaciones como la que atraviesa el director de la Primaria Gabriela Mistral.

Dijo que los mentores tienen la obligación de mantener el orden en el salón de clase y en el interior del plantel educativo y no deben prestarse a excesos que se mal interpreten ante la moral y en el peor de los casos ante la configuración de un delito penal.

“Es necesario que se tomen medidas en todos los sentidos, en algunas ocasiones las niñas se acercan a los maestros a saludarlos de beso y más la de sexto grado, de manera que se les pide a los maestros que se retiren de esas prácticas, no es correcto y se ve mal tener esa confianza”.

“La normatividad es clara debemos guardar distancia con nuestros alumnos para evitar situaciones de cualquier tipo y de conflicto”, expresó.

El entrevistado también se refirió al tiempo del receso para los alumnos, el cual es vigilado por los docentes y no debe de haber ningún problema si el maestro es un ejemplo de lo que marca la normatividad.

En el caso del director de esa escuela quien actualmente se encuentra a disposición del Agente del Ministerio Público Investigador, manifestó que están desconcertados y que finalmente será las autoridades las que determinen si existe o no responsabilidad penal en esa denuncia.