*Manifestó que el gasto promedio de los tamaulipecos en 2016 fue de 900 pesos y calculamos que para este año se eleve a mil 400 pesos diarios

Como parte de la “Tercera Caravana Acapulco”  que  incluye visitas a los estados de  Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas, este miércoles  se llevó a  cabo en esta capital  la presentación  de la campaña de promoción  para visitar el puerto en este verano, que tiene una oferta de 19 mil 800 habitaciones que van desde los 150 pesos  hasta los 45  mil pesos por persona.

Javier Saldívar Rodríguez, vicepresidente de Turismo de la Canaco Acapulco y consejero nacional de CONCANACO reconoció que  la economía del puerto depende del turismo; en el 2016 visitaron 106 mil tamaulipecos el puerto, en el 2017 cerramos en más de 175 mil visitantes de este estado.

En 2016 la derrama de los paseantes provenientes de Tamaulipas fue de 381 millones de pesos y este 2018 calculamos estar cerrando en más de 500 millones de pesos  con 170 mil visitantes

Manifestó que el gasto promedio de los tamaulipecos en 2016 fue de 900 pesos y calculamos que para este año se eleve a mil 400 pesos diarios

Acapulco se ha diversificado y entre los nuevos atractivos turísticos está la tirolesa más grande sobre el mar del mundo, en la que se viaja a una velocidad aproximada de 160 kilómetros por hora.

“Seguimos siendo el destino turístico con mayor inversión en este sector, superando a la Riviera Maya y otros polos de turistas, a los atractivos se suman tres museos: el Naval, el de Las Siete Regiones y el de las Máscaras, es decir que Acapulco dejó de ser sólo playa, sol y discotecas para ofrecer su diversidad cultural”.

Remarcó que en materia de desarrollo e infraestructura, está por abrirse en julio la carretera Golfo-Pacífico con lo que las navieras ya no tendrán que ir hasta el Canal de Panamá, lo que les permitirá bajar costos

Hizo hincapié  que en 2017 cerraron  con una afluencia de más de 530 mil visitantes y con un promedio de ocupación del 81 por ciento, con una derrama económica de más de dos mil millones de pesos.

Por: Jacko Cantú.