CIUDAD DE MÉXICO.-Tras el pobre desempeño que Brasil tuvo en su tierra natal el pasado Mundial de 2014, el “scratch du oro” está de vuelta en su mejor nivel y de la mano de Neymar da Silva.

Pese a la fractura del quinto metatarsiano del pie derecho que sufrió en febrero pasado, Neymar tuvo todo el mes de mayo para llegar en su mejor versión a Rusia, y así como lo hizo en el verano de 2016, cuando fue pieza fundamental para la obtención de la primera medalla de oro olímpica en futbol para su país, será el máximo referente de la “verdeamarela” para esta competición.

El nacido en Mogi das Cruzes es actualmente el fichaje más caro del mundo, pues a su temprana edad acumula un total de 258 goles en 430 partidos jugados a nivel de clubes y 53 anotaciones en 83 compromisos con la camiseta de su selección, convirtiéndose en el quinto máximo goleador histórico de su país.

Con tan solo 30 encuentros en su temporada de debut con el París Saint-Germain debido a su lesión, el jugador de 26 años de edad registró 29 goles y 17 asistencias en Francia, promediando prácticamente un gol por compromiso y una asistencia cada dos duelos disputados.

Las aspiraciones del pentacampeón mundial de cara a Rusia pasan en gran medida por los pies de Neymar Jr, quien, recuperado de su lesión tendrá que liderar la ofensiva auriverde para llevarlos al Estadio Olímpico Luzhnikí, en Moscú, donde se disputará la final del certamen.