De los cinco municipios del Estado de México que aglutinan al 51% de la población de esa entidad, Morena alcanza la victoria en Ecatepec, Toluca y Tlalnepantla, mientras que el PAN retiene, aunque con escaso margen, su bastión, Naucalpan, de la misma forma que el PRD mantiene Nezahualcóyotl, mientras que el PRI gobernará principalmente alcaldías de zonas rurales.

El Estado de México dejó de ser el 1 de julio el bastión histórico del PRI, que había llegado a dominar hasta 78% de las presidencias municipales hasta 2009.

De acuerdo con el Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP) con avance del 70% de actas computadas, Morena y sus aliados, Encuentro Social y PT, alcanzan la victoria en las presidencias municipales de Ecatepec con 51% de los sufragios; Tlalnepantla con el 44% y Toluca, la capital del estado con el 39%.

La coalición que encabeza el PAN en Naucalpan se perfila con la victoria con el 37.77% de los votos, a la vez que el PRD y sus aliados PAN y Movimiento Ciudadano logran retener Nezahualcóyotl con el 40.87% de los sufragios.

En el denominado “corredor azul”, el PAN logra la victoria además de Naucalpan en Huixquilucan; Tepotzotlán, Huehuetoca, Melchor Ocampo, Tultepec y Jilotzingo, pero los otros municipios de esa populosa zona industrial son para Morena, que gana además de Tlalnepantla, Atizapán, Tultitlán, Cuautitlán Izcalli y Cuautitlán México.

Atlacomulco, bastión histórico para el grupo político priista dominante en el Estado de México lo pierde el PRI y lo gana Morena con el 49% de los votos, al igual que el populoso municipio de la zona oriente de la entidad, Texcoco, con el 53%.