Cd. Victoria.- Los tamaulipecos vivieron este domingo una histórica jornada electoral, acudiendo de manera ordenada y tranquila a las urnas, en un día en el que sólo se reportaron incidentes aislados, sin registro de actos de violencia en el interior de las casillas, y un claro voto “cruzado” a la hora de elegir representantes populares.

Las elecciones despertaron una clase de “furor” entre los electores que salieron a reclamar su derecho a elegir presidente de la República, Senadores, diputados federales y alcaldes: hay jóvenes quienes votaban por primera vez, y la constante en las casillas fue la presencia de niños y familias enteras participando en la fiesta democrática.

La junta local del Instituto Electoral de Tamaulipas (INE) y el Consejo General del IETAM, fueron los encargados de instalar mil 628 casillas para recibir los votos de más de 2 millones 600 mil electores.

La jornada transcurrió con algunos incidentes menores, que no afectaron el desarrollo de los comicios, y aunque muchas casillas abrieron con retraso, al final del día las casillas se cerraron en orden y se inició el conteo de los votos.

La elección despertó una amplia expectativa, ante la posibilidad de que por primera vez el voto favoreciera a un proyecto de izquierda, lo que finalmente sucedió, debido a la popularidad de Andrés Manuel López Obrador.

En Tamaulipas estuvieron en juego las dos senadurías, las 9 diputaciones federales y las 43 alcaldías, en las que, por primera vez, fue posible que los presidentes municipales buscarán reelegirse.

Miguel Ángel Chávez García, presidente del Instituto Electoral de Tamaulipas (IETAM) dijo que tras finalizar las votaciones, se puede considerar que se alcanzó un saldo blanco, con votaciones copiosas y un Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP) que empezó a emitir resultados desde las ocho de la noche.

Además, el día cerró sin que ningún partido político amagara con impugnar los resultados, y con una total calma en las calles de las principales ciudades de Tamaulipas, donde después de votar, las familias siguieron con sus tareas dominicales.

Enrique Jonguitud / Agencias / Cambio.Press