Vecinos de fraccionamientos cercanos a la Central de Abastos de la ciudad piden con urgencia un puente peatonal que les permita atravesar el Libramiento Reynosa-Monterrey hacia sus trabajos o domicilios, y es que en el lugar no existen semáforos, por lo que algunos tienen que esperar hasta una hora para cruzar.

La señora María del Rosario Rodríguez, de 65 años, es una de las afectadas, después de trabajar se coloca en una de las orillas de la vialidad a esperar que los automovilistas le cedan el paso o que el flujo disminuya. “A veces me canso de esperar y me voy caminando yo creo más de un kilómetro hasta donde veo más desahogado para cruzar o la otra es irme en pecera hasta el puente peatonal más cercano que son como 2 kilómetros”.

En menos de 15 minutos y en fin de semana se reúnen en la entrada del fraccionamiento Fundadores y el Libramiento por lo menos 30 personas.

En la desesperación se organizan y piden un taxi colectivo que los lleve al otro lado. “Todos los días tengo que venir a trabajar yo vivo enfrente más pegada a la central y ya sé que es un peligro venirme a diario, en la casa no hay carro para que me acerquen, entonces me traigo 10 o 15 pesos para el taxi”, dijo Maricela Arias.

ATROPELLADOS

Pedro, trabajador de un establecimiento cercano afirmó que hace menos de un mes una persona fue atropellada, durante la noche, debido a que no hay luminarias. “Desafortunadamente las luces que están por aquí no sirven, son insuficientes, a cada rato hay atropellados, los vehículos van muy rápido, parecen carreras y es que aparte hay inseguridad”.

El puente peatonal es solicitado por vecinos de Renacimiento, Fundadores, Las Mitras y Jacinto López.