Desliz / De renovaciones y otros bretes

Se imaginan que operadores políticos y destacados priistas como Enrique Cárdenas del Avellano y Oscar Luebbert Gutierrez, pudiesen apartarse de lo que queda del PRI en Tamaulipas, por la condicionante de que Claudia Ruiz Massieu Salinas, continúe dejando en las manos de Egidio Torre Cantú administración del desvalijado partido.

¿Que pasaria con los verdaderos priistas de cepa que saben de su estructura, su movilidad y de las posibilidades que tienen para destrabar el compromiso existente y dejar atrás la simulación de una oposición “responsable”?

Las próximas elecciones venideras solamente dejan ver un escenario.

La posible alianza que pudiera hacer MORENA, con el desbaratado partido tricolor.

Morena lo utilizaría para su legitimación y el PRI por subsistencia, 22 distritos electorales dependen de esta encarnizada batalla la cual dará nuevamente vida a un tricolor que asesinó Egidio Torre Cantú y su detrito político Sergio “La Changa” Guajardo Maldonado.

Es imprudente pensar que el PRI en Tamaulipas, podría tener un liderazgo como el de Oscar Almaraz Smer o Cesar García Coronado; aunque los dos pidieron a Claudia Ruiz la administración del instituto político. Los dos ya están marcados por la traición realizada al grupo Victoria; los reclamos de parte de la familia de Eugenio Hernández a la indolencia de Almaraz, por su detención están de más comentarlas, son una realidad que lastima simplemente con escuchar “El Gordo”.

El futuro del partido, debe recaer en la renovación y la sangre nueva; Yahleel Abdala y Manuel Cavazos, podrían renovar la situación particular del tricolor en tamaulipas.

Yahleel, no le debe nada a Egidio, mucho menos a Eugenio. Nadie le ayudó en la elección pasada y solita se comió la derrota y las traiciones.

Manuel, incomodaría a las cúpulas, pero tendría el afecto de los jóvenes en Tamaulipas. Además de obrar sobre los recuerdos del viejo del sombrero y su política chicharronera y las jugadas prestas a la política maquiavélica y sin simulación.

Otro prospecto, Carlos Solís Gómez (Amirito) quien en las pasadas elecciones internas fue atentado por no seguir las reglas. Y quien está señalado solamente por pertenecer en un tiempo como Secretario de Desarrollo Rural de la administración ‘egidista’. Sin embargo no representa al grupo político, fue un favor pagado a la madre del ex secretario.
Para no hacerla tan escalonada, la situación del tricolor será solamente de Doña Claudia, pero de continuar con la simulación, muchos han pintado su raya. De ser así, la recepción de otros partidos sería avasalladora y podríamos decir que el PAN cumplio el cometido.

Pulverizar al PRI, con ayuda de Egidio Torre.

El tema es… ¿A Egidio le cumpliran los compromisos?

Esperemos al viernes.

Xico y sus inventos, que no son chinos…

¡Eureka! han descubierto cómo crear el agua en la nueva administración encabezada por el nuevo comisariado ejidal, Xicoténcatl González Uresti, que entre aciertos, ayer no dio pie con bola en la designación de lo que será su nuevo gabinete de atención.

Y no, por no ser desconocidos, ni por ser hijos de las familias, si no porque la ineptitud también cala.

– No hay que adelantar vísperas – Existe el beneficio de la duda, mientras Soto, se apodera de la COMAPA.

¿Pero qué hacen ahí esposas de funcionarios de primer nivel, hermanos de periodistas, y otros compromisos de la sociedad panista de Victoria?

¿No iba a ser independiente en la posición de funcionarios?

Ahora imagínese usted mi querido y caro lector.

El compromiso es tal que al rato renunciara a su cargo Luis Torres Aliyán, como Primer Síndico, para poder ser Secretario del Ayuntamiento. Y en su lugar quedaría su suplente el buen amigo José “Pepe” Peña, (Que no es una mala decisión). Pero las cosas no son así…

Ese tipo de errores no se cometen; es más ni se piensan.

Solamente están dando malas señales, palos y tumbos, sin saber que estarán en una administración pública, la cual ya no perdona el margen de error y que no están para inventar un “Plan Emergente de Creación del Agua”.

Ahora nada más falta que en Comunicación Social, quieran poner al corresponsal de La Jornada.

Durazo y sus apuros…

En la pasada mesa del Foro de Libertad de Expresión, donde tuvimos la oportunidad de coordinar y exponer la barbarie ocurrida en Tamaulipas, con los compañeros comunicadores desde el año 2006. Además de la crisis humanitaria que ha obligado a abandonar su tierra a más de 200 mil personas por cuestiones de violencia.

Los gobiernos han pasado por alto el problema de desplazamiento forzado interno; hay que decirlo es un síntoma de guerra; una guerra no reconocida que fue causada por Felipe Calderón Hinojosa y que aún nos hace llorar a nuestros muertos.

El nuevo Gobierno, aún no sabe la problemática a la que se enfrenta, sin embargo dentro de las estrategias para pacificar Tamaulipas, se encuentra el instalar la Secretaria de Seguridad Pública Nacional en Ciudad Victoria, como parte de las estrategias del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

Durazo, con todo y su paciencia y demagogia, afirmó “Estamos en un estado de emergencia nacional”.

La pregunta es ¿cómo y en cuanto tiempo van a resolverlo?.

A chambear.

@gildogarza