Altamira.- Después de varios días de paro, obreros de la empresa IPA STEEL llegaron a un acuerdo con los directivos de la compañía para que se les restituyera el salario que les habían quitado y que se estableciera nuevamente al cien por ciento.

Este arreglo fue directamente con los trabajadores afectados, pues los dirigentes de la Confederación de Trabajadores de México (CTM) que supuestamente los representa, se hizo a un lado permitiendo que la compañía cometiera este abuso.

El pasado 10 de septiembre, 300 obreros sindicalizados de la empresa IPA STEEL pararon labores como montacarguistas, obreros, generales y operadores debido a que la empresa les había bajado el sueldo en un 50%.

A pesar de que la CTM los debía defender, pues son afiliados a este organismo, los dirigentes no fueron intermediarios, lo que hace suponer que tienen un acuerdo directo para cometer los abusos en contra de los trabajadores.

Los afectados, quienes pidieron el anonimato, señalaron que por fortuna el arreglo se realizó en una mesa de negociación con directivos de la compañía quienes acudieron a Altamira para hablar con directamente con los afectados y no con representantes de la CTM, llegando a un acuerdo favorable para los trabajadores.