La gran temporada que ha tenido Roberto Alvarado con Cruz Azul dio un fruto más anoche en el duelo frente a Bravos de Juárez en la Copa MX.
El joven de apenas 20 años, quien llegó como refuerzo cementero para el actual torneo, fue el autor del primer tanto de la victoria sobre el conjunto del ascenso, con la que La Máquina consiguió su pase a la Semifinal del certamen.
El “Piojo” fue un jugador clave en el encuentro, pues además del gol, se convirtió en un dolor de cabeza por la banda izquierda, razón por la que fue bajado con faltas en más de una ocasión.
Misael Domínguez recibió el esférico en medio campo y lo pasó a Alvarado. Éste mandó centro a Milton Caraglio, pero la redonda fue rechazada por la defensa visitante. El rebote quedó en los pies del “Piojo”, a quien le bastó mandar al fondo del arco.
Además de hacerse de la titularidad en el torneo de Liga, el ex de Necaxa se adueñó de ese sector también en la Copa. Ha disputado todos los encuentros del equipo en este torneo, todos ellos como titular, y ha marcado en dos ocasiones.
Su anterior anotación fue en la Jornada 3 de la Copa, en el empate 2-2 en contra del Atlas.
Alvarado ha demostrado en Cruz Azul que es un joven con mucho talento y con futuro.