Tampico, Tamaulipas.- Durante la primera semana de la presente Administración, los jefes de diferentes áreas del Ayuntamiento de Tampico, realizaron una reestructuración del personal dejando a fuera poco más de cien personas entre sindicalizados y personal de confianza.

En los pasillos de Palacio Municipal, se observa gran cantidad de gente esperando respuesta para saber si serán recontratados, reubicados o liquidados, tratándose de empleados que tienen desde dos años y medio hasta 30 años de trabajo, sin que hasta el momento les resuelvan su situación.

Tal es el caso de 40 empleados del Sindicato de Empleados y Trabajadores del Republicano Ayuntamiento de Tampico (SETRAT) quienes aseguran fueron despidos injustificados, pues para retirarlos de su labor, les tienen que notificar y en su caso liquidar.

“Entendemos que cada jefe nuevo trae su equipo, pero no pueden despedir a un empleado solo así nomás de dicho, tienen que notificarle de manera formal con un escrito”, dijo Servando Gómez Balleza, representante del SETRAT.

Dijo que hay empleados que están en la misma situación y se trata de personas que han trabajado continuamente en diferentes administraciones, panistas y priístas por lo que no laboran para un partido, sino para la ciudad, no para colores.

“Tenemos el caso de un empleado libre que se encuentra incapacitado, a quien le dijeron que ya no trabajaría para el ayuntamiento, cuando no pueden hacerle eso, él sufrió un accidente de trabajo”, dijo.

Comentó que en estos días dialogará con el alcalde para ponerlo al tanto de la situación esperando que su sensibilidad y sentido de justicia reintegre a quienes tienen años laborando para la ciudad y no para colores de partido.