Eligen a Mireles Valverde líder nacional de las ‘autodefensas’

Más de 20 mil personas reúne la Columna Cívica Pedro J. Méndez para apoyar al presidente Andrés Manuel López Obrador.

Libertad a Kiko López y Cecilia Ramírez

María Jaramillo Alanís / Los Chapotes, Mpo de Hidalgo, Tamps.- Hay en el ambiente una unidad que se toca, que nadie, ni la traición puede romper. Silencios que dicen mucho más que todas las palabras apelotonadas en un discurso, hay en los rostros de mujeres, hombres y niños una alegría del que sale a la luz, sin miedo, empoderado…los olvidados y empobrecidos, agolpados en uno solo dan la cara para decirle al Presidente Andrés Manuel López Obrador, que no está solo, que este girón de la patria lucha con él para lograr los cambios planteados en la 4aTransformación.

Al norte de Ciudad Victoria, rumbo a Monterrey, por la carretera Nacional 85, se divisa una fila de tractores, coches, camionetas, grupos de motociclistas, para arribar al predio conocido como Los Chapotes, del Municipio de Hidalgo, hizo falta sortearlos y la espera valió la pena.

No era un mitin como tantos otros vistos. En aquel páramo no había porras, matracas, había personas debidamente sentadas sobre todo mujeres y adultos mayores, a los costados hombres a pie, pero además un centenar de hombres a caballo, a los que alguien bautizó como ‘Los dorados de López Obrador’.

Llegar al templete, fue recorrer al menos un kilómetro entre miles de personas, ya estaba a mitad de discurso, y sí, sorprende la clase de historia que daba el alcalde de Hidalgo Wenceslao Zúñiga López explicando el por qué se debe apoyar al gobierno de Andrés Manuel López Obrador, contó sobre la guerra de independencia, pasando por el gobierno itinerante del Benemérito de las Américas Benito Juárez García, y luego la guerra de los tres días, la Revolución, recordó a Francisco I. Madero, a Francisco Villa y a Emiliano Zapata y Lázaro Cárdenas del Río.

‘López Obrador recoge de cada uno de aquellos héroes, lo mejor, y en este caso, desde aquí le decimos que no está solo que lo acompañamos, todos los aquí presentes y muchos miles que no están aquí, por una razón; queremos paz para nuestra región, para Tamaulipas. Pero no basta decir que lo apoyamos, estamos demostrando con hechos que estamos de acuerdo con el combate a la corrupción, al huachicoleo, al saqueo que han hecho los ladrones de cuello blanco’

La hondonada está rodeada del Cerro el Pilón a la izquierda y a la derecha, por el Cerro del Diente de la Sierra Chiquita, que en la lejanía observan silenciosos, son testigos mudos de aquella congregación de más de 20 mil personas, la inmensa mayoría salidas de las rancherías de los municipios de Hidalgo, San Carlos, San Nicolás, Santa Engracia, Güémez, Padilla, Ciudad Victoria y de El Mante.

Los gobiernos neoliberales, empobrecieron a la nación, la saquearon, el capitalismo sumió en la pobreza a millones de mexicanos, pero también en otros rincones del mundo, arengaba el profesor Martín Villarreal, en medio de aquel monte sonó recio y quedito ‘la lucha de clases no ha terminado, el capitalismo no ha podido dejarnos encuerados, vamos a defendernos, ¿cómo? Acompañando el esfuerzo del presidente López Obrador para que los mexicanos, todos, salgamos de la miseria ¿con discursos? No, haciendo la parte que nos toca a cada uno de nosotros desde la trinchera que nos toque’

Aquellos discursos sonaban irreales en aquel erial, a una masa que atenta escuchaba y que cualquiera supondría se aburría, pero no era así, los pueblos alejados de las ciudades, municipios de aquella región saben de abandono de las políticas públicas, saben del despotismo con el que los gobiernos estatales y federales les han tratado, que aplaudían y gritaban ‘vivas’ al Presidente López Obrador y al gobierno de la 4ª Transformación que encabeza.

Poco a poco la suave neblina se disipó y el sol salió esplendoroso, pero los ahí presentes no se movieron del lugar, y entonces sacaron sus gorras que hacían juego con sus playeras con la leyenda; ‘Me Canso Ganso’, frase acuñada por López Obrador.

La Asamblea convocada por la Columna Cívica Pedro J. Méndez, a mano alzada y a propuesta de uno de los oradores, eligió a José Manuel Mireles Valverde, líder nacional de las ‘Autodefensas’, cargo que aceptó el líder michoacano alzando su mano para luego llevarla hacia su corazón, a manera de agradecimiento.

Para aquella masa empobrecida, abandonada, la sospecha de lo que eran, ‘les valía madre’ decían; estamos porque la Columna Cívica nos ha dado lo que usted oye, estamos luchando contra una gavilla de cabrones que tenía asolada la región y el gobierno federal anterior, jamás escuchó nuestros gritos de auxilio y el estatal ¿qué le digo? Toda la región votó por ellos (PAN) y ¿luego? Nos dieron una patada en el fondillo.

Aquella breve charla con un hombre mayor, eran la antesala del discurso sosegado de José Manuel Mireles Valverde que empezó agradeciendo a los presentes, a la diputada local panista, Noemí Estrella Leal, de la que dijo ‘ha sufrido y sufrirá más los embates de aquellos que se aferran a las viejas formas de gobernar, de hacer política, pero aquí está no se sabe rajar’

Mireles Valverde, dijo a la multitud que el ejemplo de las autodefensas en Michoacán lo tomó de Don Alejo Garza Tamez, ‘un hombre que defendió la vida, sus bienes y su dignidad, de él tomamos el ejemplo, ustedes, los hombres y mujeres de Tamaulipas son nuestro ejemplo’

Luego pidió a los hombres asistentes a cuidar a todas las mujeres, ‘ellas son la vida, ellas son luz en nuestra sociedad, hay que cuidarlas, no hay que dejar que nadie las maltrate, las viole o las mate, y a aquellos que agarren haciéndoles daño, pues nomás les digo…que el destino los alcance’

El líder michoacano de las autodefensas concluía su discurso pidiendo a los presentes a no dejar solo al Presidente López Obrador, a sumarse en la defensa del proyecto de nación, ‘todos podemos aportarle nuestro granito de arena para que este país salga adelante, para que podamos vivir en paz’

Luego al concluir la asamblea, al lado del montículo que hizo de templete, se vendió el libro ‘Todos somos autodefensas’ escrito por José Manuel Mireles Valverde, y una larga fila que se apeñuscó para logar el autógrafo y la foto con el líder ‘guerrillero’ que puso en jaque al gobierno infame de Enrique Peña Nieto.

A los costados del ‘templete’ se podían leer mantas con la exigencia de libertad a los presos políticos; al presidente municipal de San Carlos; Kiko López y la luchadora social Cecilia Ramírez.

Al final, en otro sitio de la misma geografía, teniendo como testigo la Presa Pedro J. Méndez se sirvió una comida para miles de personas cuyo menú fue fideo seco, picadillo, frijoles, barbacoa, tortillas.

Salimos de aquella región cuando la tarde caía, pero taladraban la cabeza lo conceptuoso de los discursos, la paciencia de los oyentes, que a pie, a caballo, en motocicletas, en camionetas de redilas, llegaron a los Chapotes.

DEJA UNA RESPUESTA