Desliz / De Morena y la narcopolítica

0
133

¡Señora! con todo respeto, la percha que se carga y todo ese énfasis que letaliza a los “machos” en México, ¿no le da para elegir entre, seguir siendo disidente de la inteligencia, a ser una pieza más en el cuadro del progreso estatal?

¿Qué le pasa, qué pensó cuando decidió demandar a Fernando Acuña?

– “Me está ofendiendo” – ¿Y cuando se metió a la política, no sabía el riesgo?

Egidio Torre Cantú, dio en gracia, el nacimiento de múltiples políticos, piel celeste y quebrantable. Tamaulipas es un estado, donde desde tiempos pasados han asesinado, desaparecido y atentado contra periodistas.

Que beneficio le trae a Yahleel Abdala una demanda. ¿Más dinero?

Que hubiese hecho su padre (periodista), quien muchas veces en editoriales le puso “pendejo” a Carlos Enrique Cantú Rosas en Nuevo Laredo. Y nadie lo demandó…

De donde viene la moral, que profesa la ahora presidenta del partido tricolor, si se quedo callada, cuando levantaron al regidor Herbey Barrera García esposo de la dra. Claudia Ochoa Iñiguez quien fue su suplente en la diputación federal.

Hasta donde queda la moral de la dama. donde se pierde como personaje público

Con esto el rompimiento de la prensa estatal, con la dirigencia del PRI en Tamaulipas, solamente revela un sepulcro inevitable.

No deja de ser una dama, la cual merece respeto; pero para merecer hay que dar y desde que ella llegó a la política, no han sido más que berrinches, amenazas a las esposas de priistas destacados, escenarios de corrupción y ahora narcopolítica.

¿Hay moral en esto…? No existe ningún daño.

Historias que nadie cuenta…

El 19 de diciembre de 2003, el gobernador de Nuevo León, José Natividad González Parás, confirmó que el empresario Cervantes Ezpeleta había sido plagiado en territorio tamaulipeco, pero el director de la Policía Ministerial de Tamaulipas, Óscar Mario Hinojosa Ramírez, negó lo anterior

Por medio de un comunicado, el director de la Policía Ministerial informó que el empresario iba acompañado de una dama y de un amigo, identificado como Rubén Hernández López

Quince días después de su desaparición, el 27 de diciembre, el cuerpo de Cervantes apareció incinerado en el municipio de Nueva Ciudad Guerrero Al día siguiente, el procurador de Tamaulipas, Francisco Cayuela, rechazó que la dependencia a su cargo tuviera elementos para acreditar el secuestro.

El 19 de diciembre de 2003, el gobernador de la primera entidad, José Natividad González Parás, confirmó que el empresario Cervantes Ezpeleta había sido plagiado en territorio tamaulipeco, pero el director de la Policía Ministerial de Tamaulipas, Óscar Mario Hinojosa Ramírez, negó lo anterior.

Por medio de un comunicado, el director de la Policía Ministerial informó que el empresario iba acompañado de una dama y de un amigo, identificado como Rubén Hernández López.

Quince días después de su desaparición, el 27 de diciembre, el cuerpo de Cervantes apareció incinerado en el municipio de Nueva Ciudad Guerrero Al día siguiente, el procurador de Tamaulipas, Francisco Cayuela, rechazó que la dependencia a su cargo tuviera elementos para acreditar el secuestro.

Sin embargo, el caso cobró relevancia semanas más tarde, cuando la PGR y la procuraduría tamaulipeca descubrieron que Cervantes Ezpeleta había sido secuestrado por una organización encabezada por altos mandos policiacos.

Como consecuencia de ello, se giró orden de aprehensión contra Juan Manuel Ayala, alias El Metro, quien fungía como policía municipal en Reynosa, y de otras dos personas: Vicente Guillén Espinoza, El Cholula, expolicía ministerial, y Rubén Hernández López, el agente del GERI que vincula al procurador Cayuela con el narcotráfico Además, en forma extraña, Óscar Mario Hinojosa renunció al cargo de director de la Policía Ministerial del Estado. Y en premio le regalaron el fiat de la Notaría Pública 112.

A meses de estos hechos, asesinaron en Nuevo Laredo a Roberto Javier Mora García, periodista y director editorial de El Mañana de Nuevo Laredo, quien había cubierto parte de esta historia; Mora García fue apuñalado hasta su muerte en 26 ocasiones por dos hombres que fueron consignados.

Catorce años después, en un móvil totalmente “aislado”, según, asesinaron a el periodista independiente Carlos Domínguez Rodríguez; lo cosieron a puñaladas y meses después se vincularon a 6 personas por el asesinato del comunicador. Todo por denunciar la corrupción de la familia Canturosas Villarreal.

– ¿Pero qué tiene que ver? –

Las similitudes rodean a un solo apellido en Nuevo Laredo, siendo innegable la relación y participación en escenarios de gobiernos vinculados al crimen organizado y al tráfico de influencias.

Hoy Óscar Mario Hinojosa Ramírez, es esposo de Carmen Lilia Canturosas Villarreal, contadora de la fundación Carlos Canturosas Villarreal, ahora posicion numero 3 en la lista de plurinominales en MORENA, deja claro que las negociaciones de Yeidckol Polevnsky fueron más allá de solo consagrar los temas de la mentada y deformada cuarta transformación. La hermana de Carlos Canturosas, ex alcalde de nuevo laredo y principal sospechoso de la muerte del periodista Carlos Domínguez, será diputada local.

Más narcopolítica…

Imagine usted mi querido y caro lector, todos aquellos que creen que el ‘CarlosCanturosismo’ es la correcta dirección para Tamaulipas.

Sería retroceder los tiempos de Tomás Yarrington, Eugenio Hernández Flores y Egidio Torre Cantú.

Los más vulnerables, la sociedad, los periodistas y los defensores de derechos humanos.

Usted qué opinión tiene.

A chambear

gildogarza

DEJA UNA RESPUESTA