Contra la máquina / MORENA; en guerra de ambiciones

0
959

En Tamaulipas, el Movimiento de Regeneración Nacional  es una caricatura.

En contraste con otros estados, la semilla no germinó como esperaban, y tal es la situación que la esencia del partido la conjugan extractos contaminados del Partido Acción Nacional, del Partido Revolucionario Institucional, y otras figuras políticas residuos de firmas y causas ya extintas.

Yeidkol Polevsnki, como Dirigente Nacional del Partido,  hizo el esfuerzo por darle consistencia, pero encontró lo mismo que en la Ciudad de México, de Puebla, de otros estados; trincheras del lado opositor, de la contraparte del partido; las huestes de Ricardo Monreal.

El destripe interno, generó un conflicto a nivel local con los candidatos predispuestos, y con más arrastre al interior del partido, y fueron refaccionados desde México por Yeidkol, en medio de sospechas de Monreal, de haber pactado con el Gobierno de Francisco Javier García Cabeza de Vaca.

Hay que recordar que figuras como Eduardo Gattas –que desertó del PRI al descubrir una guerra mediática contra él desde el mismo partido-, Vanessa Mata –que ya había provocado un gran arrastre-, la maestra Reyna Campuzano –de las guerreras del SNTE, y principal referente de la lucha del “magisterio”- y otros muchos más, fueron extirpados como propuestas a las candidaturas.

El resultado de esta guerra, este pleito interno entre estas dos potencias, y sus redes de poder, fue una inestabilidad al interior de Regeneración Nacional Tamaulipas, y hoy, ante los manotazos de la líder, y la presión de Ricardo Monreal por medio de difusiones amenazantes y desafiantes desde Alejandro Rojas, una gran parte de sus masas va a desertar el día de las elecciones.

La batalla entre Yeikol y Monreal –ambos pilares del partido-, está dejando más estragos, que habían repercutido en Puebla, sus elecciones, luego de la muerte de los Moreno Valle.

Mientras ella proponía a Miguel Barbosa Huerta  –aclaro, un político indignante, de quien se debería avergonzar el partido, ya palomeado por el Presidente, Andrés Manuel López Obrador-, Ricardo Monreal llegó, incluso, a apelar contra esta decisión, tratando de imponer a presión a Alejandro Armenta, pero fallaron.

Si bien, en política está escrito con fuego, que las decisiones del Presidente, no se refutan, y que representan un pecado grave, al grado de una herejía, a esto llegó el Senador, incluso, continúa su acometida, y ya logró “arrinconar” a Yeidkol de quien no existe una lectura actualizada de su situación.

Es muy probable que quizá, al llevarse una derrota el grupo de Monreal, el pleito se extendiera a Tamaulipas donde ocurrió lo mismo.

Lo que hay que desenredar, es que es un pleito por la mayoría del poder al interior del Partido.

Aquí, Ricardo Monreal es quien luce siniestro, hábil, todo un maestro de la perversa y tenebra, pues ya ha logrado que Yeidkol –totalmente entregada al Presidente, Andrés Manuel López Obrador- ceda ante sus intereses por tomar estratégicamente la dirigencia nacional del partido, lo que lo llevaría a dirigir las trincheras, y buscar la conquista de “nuevos mercados” como bien podría ser Tamaulipas, Chihuahua y otros más que pertenecen a la oposición.

Mientras esto ocurre en el desacuerdo, una parte de las masas de MORENA en Tamaulipas, va a desertar su voto; triste la situación con la 4ª Transformación, porque mientras esto ocurre con el partido, los de Acción Nacional tragan palomitas ante el espectáculo.

Sin duda alguna, la ambición es la raíz de todos los males, y con estas tonterías, Tamaulipas sigue quedando a la deriva.

Hasta la próxima.

Comentarios: demis_santana@hotmail.com

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA