Cavilando en el trono / ¿Contaminación humana?

0
9

La sabiduría de los pensadores e ilustrados ha quedado y perdurado en la conciencia del colectivo, fueron ellos quienes nos evitaron la flojera de meditar sobre algún tema, y con sus disertaciones, hicieron que por medio de una frase nos detengamos a pensar y formarnos un criterio.

Francisco VI, duque de La Rochefoucauld, escritor, militar, entre otros, de nacionalidad Francesa, decía que hay tres clases de ignorancia, no saber lo que debiera saberse, saber mal lo que se sabe y saber lo que no debiera saberse.

Pues bien, si usáramos su filosofía para replantearnos asuntos de la vida diaria nos daríamos cuenta que desde el siglo XVI, dicho personaje ya sabía que para el sistema, es mejor que la sociedad permanezca ignorante en torno a ciertos temas de importancia social.

Luego de dos semanas y días nuestros bomberos locales y estatales aún siguen luchando para sofocar el incendio en el relleno sanitario, se han gastado poco más de ochenta horas hombre y el status de dicho fenómeno se encuentra en un noventa por ciento de ser apagado.

Según Rochefoucauld, una de las ignorancias es no saber lo que se debiera saberse, pues bien nuestro alcalde, Xicoténcatl González Uresti, sigue errando en su desempeño y es que aparte de lo que todos sabemos, de rehusarse a gestionar poco más de 50 MDP, ahora solapa la mala administración y logística en el combate del incendio del basurero local.

Le explico, sucede que el relleno sanitario está compuesto en su mayoría por desechos, como papel, plástico, madera, entre otros desechos y materiales flamables que por años se han acumulado en un espacio de tierra, al cual diariamente se le suman las toneladas diarias de desperdicios que acumulamos y que recoge el camión de la basura, el cual es administrado por el departamento de servicios públicos, del municipio, junto con el relleno sanitario.

Una vez ocurrido un siniestro como el que sucedió hace cuatro días y el cual hasta el momento de redactar estas líneas aún se encuentra prendido, debió haberse combatido con estrategias acordes al suceso, buscando no desperdiciar tantos recursos como agua, (que como bien sabe no tenemos) recurso humano, (el cual ha trabajado sin parar durante el fenómeno), he insumos propios del funcionamiento de los carros bombas con las que cuenta el municipio.

Se preguntará cómo apagamos el incendio entonces?, resulta que para el funcionamiento de dicho basurero el municipio cuenta con maquinaria pesada que se encarga de rellenar con tierra la basura, (si, entierran la basura echándole tierra encima), y ahora caerá en cuenta, usando esa misma lógica, en un predio de más de diez hectáreas, no era más fácil y rápido usar esa maquinaria para sofocar el incendio?.

Siguiendo con el orden de ideas del escritor, señalaba que la segunda ignorancia es saber mal lo que se sabe, pues bien, le enteró que una pipa se gasta el hidrocarburo que carga en aproximadamente cuarenta minutos, según las características con las que cuenta nuestro cuerpo de bomberos local, entonces, con esa idea de por medio, podemos entender que cinco pipas tardan poco más de tres horas en gastar su contenido, pues con la técnica de sofocar el incendio con tierra, la misma área cubierta con agua sería sofocado con tierra en un promedio de media hora.

Se preguntará, y porque no lo hicieron así? Pues como todo en esta ciudad, se debió a un asunto burocrático ya que el personal que maneja la maquinaria pesada depende del municipio y tienen horas de servidor público, ósea de 8am a 4pm, dejando las labores de sofocar el fenómeno a nuestro cuerpo de bomberos.

Ahora si a la estrategia y los esfuerzos para sofocar el fenómeno, se hubieran sumado maquinaria pesada para continuar enterrando literalmente el fuego, no cree usted que hubieran gastado menos agua de la red municipal?, (si la que usted y yo usamos y no tenemos) y se hubiera apagado el fuego antes.

En conclusión, la densa nube de humo que por dos días observamos en el oriente de la ciudad pudo ser de mucha menor escala, si nuestras autoridades municipales se hubieran puesto las pilas en tratar de sofocar con prontitud el incendio y no apagarlo con burocracia y malas decisiones.

Finalmente el pensador francés indicaba que la tercera ignorancia es saber lo que no debiera saberse, en esta materia, es que el problema fondo es que el relleno sanitario ya no funciona como debiera funcionar y no se le está invirtiendo los recursos necesarios para su ideal funcionamiento, vaya como un relleno sanitario, el actual funciona como un vertedero y no como un relleno.

La administración local tendría en este tema que realizar estudios de impacto al medio ambiente y modificar la forma en la que se rellena la basura, y confinarla de mejor manera, para evitar así que cada año en estas fechas uno o más incendios ocurran en esa área destinada al manejo de desperdicios.

Habrían de ser revisadas las normas municipales en este tenor, y tal vez ampliar la zona dispuesta para el relleno sanitario, para el mejor confinamiento de los desechos y evitar así que cuatro días después, el personal de bomberos se haya gastado agua que no tenemos, en un incendio que de primeras ya sabían que se apagaba con tierra, en un lugar en el que ya sabían que cada año suceden incendios iguales.

Al final del día o bueno de cuatro, cuántas horas hombre y litros de agua se perdieron en aras de sacarse una buena foto y legitimar los esfuerzos de una administración local espuria, incapaz, e indolente, pero no se preocupe querido lector, con unos diez zumbatones de a cien la entrada sacamos para pagar, el diésel de las unidades, la comida diaria de nuestros bomberos y quien sabe y hasta nos sobre para comprarles equipo y que no anden dando pena con equipo prestado, usado o hasta roto.

O usted qué opina?

Para amenazas, @jackomil

 

DEJA UNA RESPUESTA