NUEVO LEÓN.- Debido a que se pronostican temperaturas que podrían rondar niveles de entre 43 y hasta 45 grados centígrados en algunos puntos de Nuevo León, la Dirección de Protección Civil del estado recomienda a la población tomar las medidas pertinentes para prevenir la deshidratación y golpes de calor.

El titular de la dependencia, Miguel Ángel Perales Hernández, aseveró que de acuerdo al pronóstico del Sistema Meteorológico Nacional, a partir de este jueves la temperatura podría oscilar entre los 40 y 45 grados centígrados.

El funcionario estatal informó que se pronostican temperaturas más altas en municipios como China, Bravo, Ramones, Parás, Agualeguas y la zona nororiente del estado.

Perales Hernández añadió que la dependencia evalúa realizar operativos carrusel para hidratar a las personas en situación vulnerable.

“Este mismo operativo que hacemos en los días de inverno a las personas en situación de calle, que les compartimos algo de líquido y alimento caliente, pudiéramos hacerlo pero hidratándolos por las condiciones de alta temperatura», expresó.

“Hay que tener cuidado por las temperaturas con adultos mayores, menores o personas con enfermedades crónicas con alguna complicación”, explicó.

DEJA UNA RESPUESTA