Tendencias / MORENA volvió a su tamaño

0
63

Después de que Andrés Manuel López Obrador ganó con MORENA la presidencia de la República y arrastro al Congreso de la Unión a muchos ex priistas como Américo Villarreal Anaya, Olga Sosa y hasta Erasmo González Robledo, este partido de “izquierda” se convirtió en la tabla de salvación para muchos políticos que deseaban seguir vigentes en el escenario.
Así que este desbordado interés reunió a lo peor del priismo tamaulipeco y vimos como Oscar Luebbert Gutiérrez, Javier Villarreal Terán, Jaime Rodríguez Inurrigarro, Edgar Danés Rojas, Eliseo Castillo Tejeda y muchos otros más empezaron acercarse a sus filas para ver si les abrían la puerta.
Por esto casi todos los priistas buscaron el apoyo del senador Ricardo Monreal Ávila, quien envió a su achichincle Alejandro “Copetín” Rojas Díaz Durán para que los entrevistara, les diera a conocer el precio por entrar a MORENA y lo que les iba a costar una candidatura, claro, si querían participar en la elección local.
Sin embargo, el proyecto de Monreal en Tamaulipas no prosperó porque la dirigente nacional de MORENA, Yeidckol Polevnsky se enteró muy a tiempo de estos negocios y al quitar a Renato Molina como delegado nacional, de inmediato se deshicieron los tratos establecidos con los priistas, lo cual provocó una pequeña escaramuza de Rojas Díaz Durán, quien al final de cuentas el consejo de honor y justica de MORENA, lo castigo al quitarle sus derechos partidistas por tres años y con esto, se queda sin voz ni voto dentro del Consejo Político de MORENA de la Ciudad de México.
De esta manera, los morenista originales y auténticos obtuvieron las candidaturas a la diputación local y sólo en tres casos los chapulines del ex priismo y del pan obtuvieron alguna posición electoral y ahora sabemos que de todos ellos sólo Carmenlilia Cantúrosas será diputada plurinominal.
Pero bueno, en realidad otra hubiera sido la historia de MORENA si el presidente municipal de Matamoros, Mario “La Borrega” López y el presidente municipal de Ciudad Madero, Adrián Oseguera Kernion, hubieran apoyado desde el inicio de las campañas a los candidatos morenista y hasta pudieron ganar en sus distritos, pero se encapricharon e hicieron berrinche porque la dirigencia nacional no designó a sus propuestas y ahora su partido quedó minimizado al máximo.
Si, así es. Morena casi ha desaparecido en Tamaulipas porque es un partido que fue hecho para que AMLO llegará a la presidencia de la República y no para que tuviera una larga vida en el panorama político del país y creemos que después de esta elección poco a poco irá desapareciendo en el estado.
Pero no dudamos ni tantito que MORENA en los estados del centro y sureste de México vaya a tener en los próximos años su fortaleza, pero en lo que respecta en al norte es seguro que pierda su influencia porque a López Obrador no le importa esta parte de México y su gobierno está más concentrado en invertir la mayoría de los recursos federales en el centro y sureste.
En fin, creemos que esta es una de las razones por la que MORENA en Tamaulipas perdió todo la fuerza ficticia, virtual o imaginaria, que cargaba desde la elección presidencial, y creemos que con esto volvió a su verdadero tamaño, es decir, a ser un partido de los chiquitos que cuando mucho lo único que buscan es sobrevivir, para mantenerse en panorama político y recibir sus prerrogativas. Ni más ni menos. ¿Qué les parece?
En otros asuntos, Nos informan que el diputado priista Alejandro Etienne Llano tiene muchas posibilidades de llegar a la dirigencia del PRI en Tamaulipas y sería algo completamente coherente con su destino, porque Etienne se encargaría de enterrar a este partido.
Sin duda que tiene el perfil perfecto del enterrador que necesita en estos momentos el tricolor y esperemos que el ex gobernador Egidio Torre Cantú en venganza de que su sobrino Carlos Morris no llegó de nuevo al Congreso lo designe, para que acabe de una vez y para siempre con el PRI en Tamaulipas.
Por lo pronto, Yahleel Abdalá lo que debe hacer es renunciar de inmediato y que Benitez se encargue del proceso interno, para que no vaya a tratar de imponer a alguien así como ella, que debido a su falta de experiencia política, puso al priismo a un paso de la tumba. Así de simple.
Punto final. La diputada Juanita Sánchez volvió a su curul al Congreso de Tamaulipas cuando su suplente Martha Rubio ya tenía programado una serie de actividades que habían empezado a revalorar el trabajo legislativo, ya que se encontraba sumido en la inactividad y falta de rumbo, debido al protagonismo de su presidente el diputado Glafiro Salinas, quien se la pasa declarando de todo y nada.
El caso es que Martha Rubio deja el Congreso pero en los pocos días que estuvo en la curul, demostró lo que un legislador debe hacer para que en Tamaulipas sean escuchadas todas las voces y en especial se le recordará por el buen trato y la atención que tuvo con los medios de comunicación, columnistas y reporteros. Ni más ni menos.
https://oscarcontrerastamaulipeco.mx/

DEJA UNA RESPUESTA