Contra La Máquina / Partido, Movimiento Ciudadano

0
40

Luego de las elecciones, el Partido Movimiento Ciudadano, una de las propuestas más válidas en política, se desvanece.

El silencio de Paty Pimentel, su regreso a la cotidianidad, su vida normal, dicen lo que callan las principales figuras de Movimiento Ciudadano; un conflicto de intereses que dejó volando no solo a la “chica neurona”, sino, al partido entero.

Ya es notorio que el Partido está partido en dos (válgame la redundancia), vulnerable si no acuerdan,  y bajo la mirada atenta de los buitres en que se convirtieron MORENA y el PAN.

Sus principales figuras políticas, quienes nos dieron a saborear exquisitas verdades y escándalos en la clase política, de abuso y corrupción, ya miran a otros lados.

No sé si sea el partido, o ¿qué es?; el caso es que ya se les fue Horus García al PAN, y quienes hasta hace una semana eran los referentes del Partido, ya están viendo a dónde van a brincar si este se hunde.

Suena mucho al interior que Paty no juntó los votos requeridos para preservar y retener la plurinominal que por derecho le tocaba; otra verdad es que la dejaron sola; se le apoyó a cuentagotas, casi nada.

¿Por qué?

Porque  no hicieron ni para salvar el pellejo del partido que obtuvo una votación negativa record; ya desapareció el Partido de la Revolución Democrátiva, el Partido del Trabajo, y ya se imaginarán cuál es el que sigue.

Ante estas circunstancias, no me extrañaría, y justificaría si tarde o temprano, ella abandonara el barco, porque eso es lo que se hace cuando te dan a probar el engaño, la decepción.

Recordemos que Eduardo Gattas abandonó el PRI y se integró a MORENA,  luego que descubriera que la gente de campaña de  Carlos Morris Torre, y Oscar Almaraz Smer, le sabotearon la campaña para que no ganara dentro de acuerdos que sostuvieron con un rico y seductor Partido Acción Nacional

De igual manera, bien o mal,  Paty no está sola; tiene cartas grandes bajo la manga y veremos más de ella.

Esto ocurre aquí; a nivel nacional, Movimiento Ciudadano está siendo visto por la gente del poder.

Tatiana Clouthier ya le echó ojos a algunos; y ve posibilidad de rescatar figuras que pueden ser reciclables, claro, antes que se hunda el barco.

Ya tenemos por ahí sonando, propuestas de pelea a futuro por la Alcaldía de Victoria, pero no sabemos, ni aseguramos que será vía Movimiento Ciudadano.

Mientras son peras o manzanas, ya hay coqueteos con la clase política naranja porque todo apunta  a que el partido desaparecerá.

Ni hablar.

Regresando al tema de las elecciones; nos enteramos que regresó con todo el “power”, Yeidkol, Polenvsky, bien cuerpeada por el Presidente, Andrés Manuel López Obrador.

Luego de “sentar” de dos patadas, y por tres años a Alejandro Rojas,  ganándole una batalla  más a  Ricardo Monreal;  se animó a opinar de las elecciones de Tamaulipas.

Según ella, los grupos delincuenciales habrían amenazado a 1.3 millones de votantes para darle la victoria absoluta al PAN en Tamaulipas:  una tremenda ocurrencia.

Resulta que aquella vez que vino, que fue recibida por gente del Gobierno de Tamaulipas, y “movida” en una camioneta blindada,  fue para echarle un ojo a la gente que representaba y se candidateaba  en Movimiento de Regeneración Nacional.

¿Para qué?

Para conocer el nivel de infiltración que tenía el Gobierno panista con las huestes y legiones “morenas”, y el escándalo que generaban en redes sociales.

Por ello, colocó a los candidatos que al final,  fueron prácticamente humillados en las urnas, pero ella dijo: “el crimen organizado amenazó a los “morenos” y no salieron a votar, y punto”.

Con este reporte, emitido por algunos medios de información nacional, “derribó” toda hipótesis que tejían los “conspiracionistas”,  y sus teorías en relación a su visita;  que vino a negociar Tamaulipas con el PAN  de parte del Presidente a cambio de otras cosas, como las gubernaturas de Baja California, y Puebla,  que lo pondrían en un juicio no muy sano.

Claro, que la victoria puso eufórico al Delegado del Comité Directivo Estatal del PAN en Tamaulipas,  Jorge Preciado, que fusiló de la victoria en la elección: “nos chingamos al ganso”,  que dejaría pensando a muchos, pues, se perdió Puebla, y Baja California en candidaturas;  el primero con el 4.8 % del total de  votantes, y el otro con 2.8 %, aún por encima de Tamaulipas y su  2.7 por ciento.

En fin, usted tiene la última palabra.

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA