CONTRA LA MAQUINA/Jorge Cantú, el cáncer de la Escuela Normal de San José de las Flores

0
1522

A la Escuela Normal Rural Maestro Lauro Aguirre, del ejido San José de las Flores, se la acabó Jorge Cantú Quintanilla.

En el 2015, la escuela recibió un fondo para reconstrucción y mantenimiento de 23 millones de pesos; ¿dónde están?

Lo anterior  fluye, emana, desborda de una serie de imágenes que me filtraron desde el interior de la escuela en el que sus condiciones, rivalizan con las de un lupanar, un antro de mala muerte.

Me pregunto, como es posible que se haya llegado a exponer al alumnado a tanta inmundicia; aguas negras expuestas en los patios que obedecen a descomposturas de los sistemas de desagüe, platos sucios atiborrados de moscas en los que ellos comen.

 

Alacenas decadentes y con comida poco nutritiva sobre estantes sucios, muy sucios, entre los que figura,  ¡sala cátsup!

Todo mundo conoce el valor nutritivo de la salsa cátsup, y de las carnes frías; ¡Por Dios, es el campo, y existen mil y un maneras de construir una dieta abundante en nutrición!

Lo triste de las cosas, es que esta escuela ha estado recibiendo dinero desde siempre, para sus operaciones, y no se ve reflejado en la infraestructura.

Le preguntaría a Jorge Cantú Quintanilla ¿qué ha hecho con cada peso que ha llegado para su inversión?

Había vacas, ¿dónde están?

Nos dicen que el contratista no terminó porque lo acusa a usted de pedirle “moche”, y no le alcanzaban los recursos; de ¿qué se trata?

La Escuela está totalmente decadente en sus manos, ya no es la mitad de lo que fue hace dos años, y menos de los 1000 alumnos que albergaba hace decenios; ¿qué le hizo usted?

Hasta ahora, usted ha gozado de una dirección libre de auditorías, ¿acaso no es verdad que ha aprovechado usted para hacer con el presupuesto lo que le place por los más de 10 años que lleva enquistado ahí?

¿Acaso no ha hecho lo que ha querido con la escuela?

¿No cree usted que ya es tiempo de irse?

 

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA