Aproximadamente 7.5 millones de pesos, reclama la Auditoría Superior de la Federación al Instituto Tamaulipeco de Infraestructura Física Educativa, que administra el tampiqueño Germán Pacheco Díaz, por mal manejo de recursos y comprar incompletas para distintas entidades educativas entre ellas el Instituto Tecnológico de Matamoros.

Ciudad De México.- Para el primer corte del 2018, la Auditoría Federal de la Nación, ordenó la reposición del recurso brindado para infraestructura educativa derivado del programa escuelas al cien.
Para dar cumplimiento a esta prioridad el 19 de octubre de 2015 se firmó un Convenio de Coordinación y Colaboración para la potencialización de los Recursos del Fondo de Aportaciones Múltiples (FAM) con los Gobernadores de las 32 Entidades Federativas.

Con información recabada por el Censo de Escuelas, Maestros y Alumnos de Educación Básica y Especial (CEMABE) 2013, así como por el Diagnóstico Nacional de la Infraestructura Física Educativa elaborado por el INIFED, se realizó una selección de planteles educativos de nivel básico detectando aquellos con las mayores necesidades de infraestructura para ser beneficiados con el Programa Escuelas al CIEN.

Para el caso del nivel medio superior y superior, las Entidades Federativas y la SEP acordaron dar prioridad a los planteles con mayor carencia en las condiciones físicas de infraestructura o con mayores necesidades de equipamiento.

La Auditoría Superior de la Federación revisó una muestra de 223,663.700 Millones de pesos, que representó el 97.0% de los 230,550.100 millones de pesos transferidos al Gobierno del Estado de Tamaulipas mediante el Programa Escuelas al CIEN; la auditoría se practicó sobre la información proporcionada por la entidad fiscalizada, de cuya veracidad es responsable. Al 31 de diciembre de 2018, el Instituto Tamaulipeco de Infraestructura Educativa, no había ejercido el 10.6% de los recursos transferidos y al 31 de marzo de 2019, aún no ejercía el 0.1%.

En el ejercicio de los recursos, la entidad fiscalizada, incurrió en inobservancias de la normativa, principalmente en materia de la Ley General de Contabilidad Gubernamental, lo que generó un probable daño a la Hacienda Pública Federal por un importe de 7,432.1 miles de pesos, que representa el 3.3% de la muestra auditada. Las observaciones derivaron en la promoción de acciones.

El Instituto Tamaulipeco de Infraestructura Física Educativa, según la Auditoría Superior de la Federación, careció de un adecuado sistema de control interno para prevenir los riesgos que podrían limitar el cumplimiento de los objetivos del programa, la observancia de su normativa y el manejo ordenado, eficiente y transparente de los recursos, lo que incidió en las irregularidades determinadas en la auditoría.

Informe de la ASF

En Tamaulipas, según la auditoría superior de la federación, presume un probable daño o perjuicio, o ambos, al Fideicomiso Irrevocable de Administración y Distribución de Recursos identificado con el número «2242» por un monto de 6,422,499.86 pesos (seis millones cuatrocientos veintidós mil cuatrocientos noventa y nueve pesos 86/100 M.N.), más los intereses generados desde su disposición hasta su reintegro al Fideicomiso Irrevocable de Administración y Distribución de Recursos identificado con el número «2242», por la falta de aplicación de las penas convencionales o aplicación de la garantía de cumplimiento en los contratos de obra pública en 12 contratos señalados para el estado de Tamaulipas, resaltando el Tecnológico de Matamoros y otras 9 obras.

Los funcionarios federales de la ASF, señalan que con la visita física a 10 obras ejecutadas por el ITIFE, con recursos del Programa Escuelas al CIEN, en el ejercicio fiscal 2018, se constató que en 3 obras con contratos números ITIFE- CIEN16-LP-SOP-012-2018-0029, ITIFE-CIENSUP15-I-SOP-0041-2016-0103 e ITIFE-CIENSUP15- LP-SOP-003-2017-0039, al momento de la visita, las fechas de terminación de los trabajos estaban vencidas conforme a lo establecido contractualmente y las obras no fueron concluidas; además se observó que los bienes y muebles adquiridos así como sistemas computacionales carecieron de la alta en el inventario, así como resguardos y registro patrimonial.

En los contratos de compraventa, la adquisición por concepto de instalación, capacitación y puesta en marcha del equipamiento para laboratorio de pruebas mecánicas, requerido por el ITIFE, para el Instituto Tecnológico de Matamoros, y ejercida por la SAGET con el contrato número DGCYOP/322/2017 por 3 Millones 471, 900 pesos de los cuales, con recursos del Programa Escuelas al CIEN, del ejercicio fiscal 2018 se ejercieron 1 millón 906 mil pesos, se constató que se encontró fuera del periodo contractual y no se contó con evidencia de la formalización del convenio modificatorio del plazo; ni con evidencia de la aplicación de penas convencionales, por 290 mil pesos; asimismo no presentó evidencia de la instalación, capacitación y puesta en marcha del equipamiento, por lo cual no se cumplió totalmente el objeto del contrato, en incumplimiento de la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público, artículos 52 y 53; Reglamento de la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público, artículos 91 y 108; del Manual Administrativo de Aplicación General en Materia de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público, numerales 4.3.1.1.2 y 4.3.1.1.3; y del Contrato de adquisición de bienes número DGCYOP/322/2017, cláusulas primera, tercera, párrafo primero y décima quinta.

El Gobierno del Estado de Tamaulipas, en el transcurso de la auditoría, y como resultado de la intervención de la ASF, presentó evidencia de la formalización del convenio modificatorio del plazo del contrato número DGCYOP/322/2017, por lo que se también se justificó la falta de aplicación de penas convencionales; quedó pendiente la falta de instalación, capacitación y puesta en marcha del equipamiento para laboratorio de pruebas mecánicas, por lo que se solventa parcialmente lo observado.

Derivado de la auditoría, quedaron montos por aclarar por más de 7,432,115.25 Millones de pesos en diferentes rubros como, controles internos al Instituto Tamaulipeco de Infraestructura Física Educativa, que según en la recomendación, debería regresar o aclarar.

Gildo Garza

DEJA UNA RESPUESTA