Reynosa, Tamaulipas.- La Alcaldesa, Maki Esther Domínguez enfrenta una serie de investigaciones del Estado y la federación, toda vez que en las autorías realizadas a las cuentas públicas de Reynosa, quedaron en el aire 2 mil 500 millones de pesos que no encuentra.

El pasado 30 de agosto, la diputación permanente dictaminó 191 cuentas públicas correspondientes a los ejercicios 2017, donde se revisaron y analizaron los resultados de la fiscalización contenidos en los informes individuales de auditorías municipales por recursos entregados por el Estado para la operación de obra pública.

De acuerdo a la información recabada, el Estado aprobó los informes de 191 cuentas públicas dictaminadas por la Auditoría Superior del Estado (ASE), en las que determinó el Inicio de Procedimiento Administrativo de Determinación de Responsabilidades en varias de ellas, incluido el ejercicio fiscal de 2017 del municipio de Reynosa Tamaulipas, donde la alcaldesa Maki Esther Domínguez, fue reelegida.

Dentro de esa cantidad, la (ASE) tomo en cuenta las observaciones, no solventadas por la ahora munícipe de Reynosa, durante la cuenta pública del 2017, que se estima, es por $ 513,005, 121.94 Millones de Pesos.

Cabe hacer mención que también, la Auditoria Superior de la Federación (ASF) ha iniciado los procesos administrativos por el faltante de los Recursos del Fondo de Aportaciones para el Fortalecimiento de los Municipios y de las Demarcaciones Territoriales (FORTAMUNDF), fondo aplicados en Seguridad Pública y Participaciones Federales a Municipios por más de 2 mil millones de pesos.

En opinión de la (ASE), de acuerdo a la revisión efectuada conforme a la normatividad aplicable y con base en sus resultados, la información contable y presupuestaria “no presenta razonablemente en todos los aspectos importantes, el resultado de sus operaciones realizadas durante el ejercicio fiscal 2017”.

La Diputación Permanente estableció que la cuenta pública no fue presentada en los términos que marca la ley, pues las partidas de ingresos y egresos no se encuentran justificadas y comprobadas y en consecuencia, la gestión financiera en análisis no observó disposiciones.

Mientras que la ASF, señala en su dictamen que el municipio de Reynosa, no dispone de un adecuado sistema de control interno que le permita identificar y atender los riesgos que limitan el cumplimiento de los objetivos de las Participaciones Federales, la observancia de su normativa y el manejo ordenado, eficiente y transparente de los recursos, lo que incidió en las irregularidades determinadas en la auditoría.

Gildo Garza / Cambio.Press

DEJA UNA RESPUESTA