Gerardo Fernández Noroña llama «bocona» y pide «darle una chinga» a diputada; la legisladora panista, recibió el respaldo de diputadas y diputados federales de oposición (PAN, PRI, PRD y MC)

CIUDAD DE MÉXICO.- Diputados del PAN, PRI, PRD y Movimiento Ciudadano la respaldaron a la legisladora panista Adriana Dávila, quien acusó al petista Gerardo Fernández Noroña de violencia política de género en su contra. Anticipó que presentará denuncias ante las autoridades correspondientes. Ante ello, el diputado rechazó las acusaciones por misoginia y violencia de género.

La panista solicitó a la Mesa Directiva y a la Junta de Coordinación Política (Jucopo), de San Lázaro garantizar su integridad física, pues aseguró que los dichos de Fernández Noroña la ponen en riesgo.

Con carteles con la leyenda #QueLaViolenciaNoTeCalle, la diputada demandó abrir el debate político, mientras que Noroña aseguró que es “víctima de una infamia” y sostuvo que en Tlaxcala no aludió a ninguna legisladora del PAN y reafirmó sus señalamientos.

A través de Twitter, Noroña rechazó que ofreciera una disculpa a la diputada Dávila. Indicó que no acepta las acusaciones y expresó su solidaridad con el debate que se abrió sobre la trata de personas.

En conferencia de prensa, Dávila dijo que el pasado 4 de octubre en el Congreso local de Tlaxcala, Fernández Noroña dijo: “Me comentan que hay una diputada, que fue senadora, y que está vinculada a este tema y que es más bocona que la chingada, no sé si sea cierto o no, pero en Tlaxcala siguen los problemas, pásenme elementos para ponerle una chinga la próxima vez que abra la boca”.

Por esto, la diputada realizó una conferencia donde anunció que solicitará, a las autoridades locales y federales, la protección por el riesgo que representan las declaraciones de Noroña a su integridad y la de su familia , en específico de su hija.

Derivado de sus comentario y ante los riesgos que ello implica iniciaré los trámites ante las autoridades competentes, tanto federales como locales, para presentar las denuncias que correspondan a n de protegerme y proteger a mi familia especialmente a mi hija, en el contexto de violencia feminicida que vivimos en México sus palabras cobran relevancia y aumentan el riesgo de sufrir alguna agresión en contra, de quienes como yo hemos manifestado nuestras diferencias sobre su posición ideológica y política, pero también ante el cargo que desempeña corremos el riesgo que su ejemplo arrastre a otros actores tanto políticos como sociales a replicar sus acciones”,

Adriana Dávila, diputada federal

DEJA UNA RESPUESTA