Desliz / ¿Y la popularidad de AMLO?

0
402
Gildo Garza Presidente del Consejo de Administración de Cambio de Tamaulipas, Periódico y Portal de Internet. Reportero y colaborador en CAPITAL Noticias, REFORMA CDMX y otros medios internacionales y Nacionales.

La familia LeBaron tenía protección federal desde el 2010. Al inicio de la administración obradorista, se le fue retirada, así como a cientos de beneficiarios del mecanismo de protección a personas defensoras de derechos humanos y periodistas de la Secretaría de Gobernación.

«Murieron cuatro niños, dos niñas y tres señoras (…) yo encontré los cuerpos y a una bebé viva», dijo a Reuters Julián LeBarón, un activista cuyo hermano fue asesinado en 2010.

Durante la conferencia mañanera de López Obrador, este día se informó que la desgracia ocurrida entre los límites serranos de Chihuahua y Sonora, calcinaron a una mujer y 4 niños a consecuencia de un tiroteo por una confusión entre criminales que habitan en estos estados.

Un total de 9 personas asesinadas.

Un asunto complicado, en el cual el gobierno de Estados Unidos intervino como debe de ser, ya que las familias afectadas forman parte de una comunidad agrícola religiosa que aporta mucho al gobierno de México, vía las siembras que realiza en el estado de Chihuahua. Varios de ellos tienen familiares dentro de la secretaría de agricultura del gobierno americano y otros más tienen familiares directos en el gobierno, en la Casa Blanca, como funcionarios del gobierno de Donald Trump.

«Si México necesita o solicita ayuda para deshacerse de esos monstruos, Estados Unidos está listo, con voluntad y capacidad para participar y hacer el trabajo rápido y de manera efectiva», ofreció el jefe de la Casa Blanca en un mensaje en sus redes sociales.

Vaya encrucijada en la que se encuentra el estado mexicano, al no garantizar la vida de personas que creen en esta tierra, le aportan y residen por condiciones de progreso para las dos naciones.

«Y el gran presidente de México ha hecho de esto un gran tema, pero los carteles se han convertido en grupos tan grandes y poderosos que a veces se necesita un ejército para derrotar a un ejército».

Lejos del conflicto existente, la polarización del país y otros factores que no dejan que López Obrador brinque estas crisis de las últimas semanas, el gobierno estadounidense le manda un mensaje certero a México. Ya basta, no pueden, déjenos hacer las cosas. A lo que contestó el presidente mexicano, si podemos, nosotros lo hacemos.

El presidente señaló que es una investigación que atraería la federación, y por otro lado esgrimieron los periodistas asistentes a la mañana sobre la responsabilidad del gobierno estatal de Chihuahua y de Sonora, cuestión que no pudo ser respondida.

El presidente López Obrador y el secretario de Seguridad, Alfonso Durazo, confirmaron en conferencia de prensa las cifras de fallecidos y dijeron que había además seis menores lesionados. Agregaron que se estaban investigando las causas del ataque, y que no se descarta que hayan sido confundidos por grupos criminales que se disputan el control de la región.

La cuestión es que el presidente fuera de sus responsabilidades y no superando aún el tema de Sinaloa, ha incurrido en arbitrariedades, de las cuales un jefe de estado no puede realizar. No queremos que nos vigile, que nos espíen, si no que tenga una política exterior de vanguardia para este tipo de situaciones y así cómo pudo realizar una cacería de críticos hacia su gobierno en menos de 24 horas, pueda dar con los criminales que asestaron esta masacre en el camino de la korita en Sonora el día de ayer.

Trump ya le está pidiendo sangre a México ¿Qué va a hacer ante esta situación López Obrador?

Debería comenzar por tratar el tema de la seguridad como un tema de suma importancia para el estado en vez de dar tumbos de irresponsabilidad e inmadurez culpando a los gobiernos anteriores. Sobre todo que sume y que multiplique, no que divida al país que lo puso en la silla.

Recordemos que se puede tener enemigos, pero no se puede ser el enemigo número uno de los mexicanos, mucho menos de los estadounidenses.

Colofón:

“Salen de Guatemala…” Xico, por compromiso pone a Román Castillo Airola, como Gerente de la Comisión Municipal de Agua Potable y Alcantarillado Victoria. El forma parte de las administraciones cabecistas, ya que en 2006 fungió como director de recursos materiales de COMAPA Reynosa.

También fungió como Director General de Compras y Operaciones Patrimoniales de la Secretaría de Administración del Estado en el momento en que se autorizó la compra de 465 mil 356 paquetes escolares. Entre los cuales venían las mochilas defectuosas que en las cuales se gastaron 80 MDP y que se mandaron comprar a “Promo Pape de Occidente”, empresa ligada a familiares del ex gobernador panista Miguel Márquez Márquez

A chambear.

@gildogarza

DEJA UNA RESPUESTA