Agencia Portátil

Ciudad Victoria, 8 de noviembre.- Terminó una larga espera y por fin fue convocado el Consejo Político del Partido Revolucionario Institucional (PRI) para reunirse el próximo martes 12 de noviembre, y definir el método de elección para una nueva dirigencia estatal.

Con esto se anticipa la salida de Yahleel Abdalá Carmona, a quien los priístas señalan como la principal responsable de la peor derrota electoral del PRI de Tamaulipas.

La convocatoria al Consejo Político establece que los miembros de este órgano se reunirán en Sesión Extraordinaria el martes próximo a partir de las 16:00 horas, y aunque serán autónomos en cuanto a decidir cómo se realizará su elección, el Comité Ejecutivo Nacional mantendrá su facultad de atraer la elección interna.

Lázaro Jiménez Aquino, Subsecretario de Operación Política del CEN del PRI señaló que la nueva dirigencia del PRI en Tamaulipas deberá ser cercana a los militantes, de lo contrario el priismo estará condenado a la derrota en las elecciones del 2021.

Entre las tareas que la nueva dirigencia estatal tendrá que acelerar en Tamaulipas esta que “primero debemos fortalecer nuestros comités directivos municipales, el trabajo territorial es muy importante, cualquier partido si no hace trabajo territorial, si no hace contacto directo con las bases, está condenado a la derrota, yo creo que es el primer trabajo que debe hacer cualquier presidente que pudiera encabezar al partido”, sostuvo.

Jiménez Aquino añadió que quien sea electo como dirigente del PRI en Tamaulipas deberá de dar también mayor oportunidad a los jóvenes y a las mujeres, sectores que durante años han sido ignorados por el partido.

“Tenemos que ir directamente con las bases, darle mayor participación a las mujeres y jóvenes, darles participación a este sector y eso se tiene que transmitir en la base estatal”.

El Subsecretario de Operación Política del CEN del PRI mencionó que ahora como partido de oposición en el Estado, la nueva dirigencia deberá ser más crítica del actuar de los gobiernos y sobre las problemáticas que afectan a los tamaulipecos.

“Tendrán que ser una oposición fuerte, corresponsable con las demandas sociales y que la nueva dirigencia se sienta cobijada por el CEN porque también no se vale que uno venga y deje la bolita caliente y nos vayamos”, puntualizó.

 

DEJA UNA RESPUESTA