México, 31 de diciembre (Notimex).— Silvestre Revueltas nació un día como hoy del año 1899 en Santiago Papasquiaro, Michoacán. Es considerado uno de los músicos y compositores mexicanos más originales de todos los tiempos y ha sido inmortalizado por obras como La noche de los mayas, Sensemayá, Janitzio y Redes.
Miembro de una de las familias más valiosas para la Cultura de este país, es hermano de personajes dedicados a las bellas artes y a la lucha social como el escritor José Revueltas, los artistas plásticos Fermín y Consuelo Revueltas, y la actriz y escritora Rosaura Revueltas. Además, es padre de la destacada académica y escritora Eugenia Revueltas y tío de la notable compositora Olivia Revueltas.
Desde muy niño dio amplias muestras de su habilidad con el violín y estudió este instrumento y composición en el Conservatorio Nacional de Música. Durante su época de estudiante conoció la música de Claude Debussy, una de sus mayores influencias, y comenzó a escribir sus primeras obras a la corta edad de 16 años.
Con una intensa preparación musical, se conectó con movimientos sociales de izquierda. Cuando el secretario de Educación Pública de ese entonces, José Vasconcelos, emprendió misiones culturales que lograron llevar los beneficios de la cultura y la educación a todos los estratos de la sociedad, se hizo amigo de Carlos Chávez. En 1929, Chávez creó la Orquesta Sinfónica de México e invitó a Silvestre Revueltas a unirse a ella como asistente, lo cual le sirvió de trampolín para dar a conocer sus obras y las de Chávez.
Revueltas perteneció a la Liga de Escritores y Artistas Revolucionarios. El 5 de octubre de 1940 falleció de una bronconeumonía, fue velado en el Conservatorio Nacional de Música y sepultado en el Panteón Francés, donde Pablo Neruda leyó un poema de su autoría dedicado al compositor. En 1976 sus restos fueron trasladados a la Rotonda de las Personas Ilustres.
El legado musical de Silvestre Revueltas quedará siempre en la memoria de los mexicanos y los amantes de la música. Las obras más importantes de su carrera, en opinión de los musicólogos, las compuso de 1930 a 1940. Entre éstas se encuentran Cuauhnáhuac, Esquinas, Danza geométrica y Ventanas, además de las mencionadas anteriormente, las cuales le otorgaron el reconocimiento mundial y lo convirtieron en uno de los primeros compositores de música para cine.

DEJA UNA RESPUESTA