Rosario Piedra Ibarra; un golpe de timón

Rosario Piedra Ibarra empezó con el pie izquierdo al mando de la Comisión Nacional de Derechos Humanos.

Sin duda alguna, los tropiezos mediáticos que sufrió al abordar el cargo le restaron no solo credibilidad y confianza ante las masas sociales y la opinión pública.

Desconocer que los periodistas eran asesinados, y la situación actual, la hizo blanco de una persecución mediática sin precedentes de la que no salió bien librada pues continúa siendo víctima del escarnio y malicia en redacciones.

Sin embargo, dio un golpe de timón de 180 grados al hacer lo que ningún ombudsperson de las últimas décadas; el asignar a víctimas reales tras los cargos más importantes de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, y lo rico en esta iniciativa, es que ya instaló a dos tamaulipecos que darán mucho de qué hablar, de acuerdo a su desempeño.

Como Representante Regional de la Tercera Visitaduría de la CNDH con sede en Reynosa, daría nombramiento a Guillermo Gutiérrez Riestra, quien es el Presidente del Colectivo de Amigos y Familiares de Desaparecidos en Tamaulipas; una organización civil que ha encabezado el calvario y dolor de miles de tamaulipecos que día a día, no pierden las esperanzas de encontrar a amigos, hermanos, padres e hijos desaparecidos a efecto de la violencia.

Guillermo es una persona que ha caminado un sinfín de calles en busca de personas desaparecidas dentro de las cuales se encuentra su hija, Raquel Gutiérrez Ruiz.

Este día, Ibarra Piedra daría nombramiento a Gutiérrez Riestra, haciendo a un lado a Oscar Castro Cantú, a quien los grupos de víctimas refirieron como un visitador de escritorio que deja una larga estela de pendientes.

Otro de los cambios que Piedra Ibarra asestó, es instalar en la Dirección de Agresiones de Defensores Civiles y Periodistas al Presidente de la Asociación Mexicana de Periodistas Desplazados y Agredidos, Gildo Garza Herrera; otra víctima de Tamaulipas

Gildo Garza fue desterrado mediante amenazas del estado de Tamaulipas, y al lograr incorporarse al Mecanismo de Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, encontró que incluso en el refugio que les había brindado el Estado, estaban revictimizando a todos los periodistas refugiados bajo protección del Gobierno Federal con los manejos de la instancia.

El colectivo que conformaron los periodistas desplazados construyó una red nacional llamada hoy “Plataforma Guardian” que interactúa rápida y eficazmente con las instancias competentes logrando salvar la vida de algunos compañeros periodistas en Guerrero, Oaxaca, y Quintana Roo que hoy forman parte también de la Asociación.

Otra de las tareas de las que tomó cargo el colectivo, que tornó en una asociación de alcance nacional, es que cada periodista que se integra al Mecanismo de Protección Federal sea beneficiado conforme a lo que establece la Ley de Protección a Defensores de Derechos Humanos y Periodistas.

El periodista, defensor de periodistas, fue el primero en revelar ante la Consejo de los Derechos Humanos la grave situación que sufrían los periodistas críticos, y la absurda guerra entre criminales, en contubernio con la clase política, en que se encuentran inmersos, por invitación de la Relatora especial de desplazamiento interno forzado, Cecilia Jiménez Damaris, y David Kaye, Relator especial en Libertad  de Expresión,  evento celebrado a cargo de la Organización de las Naciones Unidas en Suiza.

La lucha que emprende la Asociación que lidera Gildo Garza, es continuar por erradicar todos esos nudos burocráticos y de recursos humanos que imposibilitan una función eficaz del Mecanismo, así como de la Comisión Especial de Atención a Víctimas, y lograr construir la red más grande de reacción ante amenazas a periodistas y defensores civiles.

La Asociación Mexicana de Periodistas Desplazados y Agredidos ha logrado acercarse a las cifras más exactas en cuanto a registro de agresiones contra periodistas, además ha trabajado de la mano de otras organizaciones como Reporteros Sin Fronteras, Propuesta Cívica, Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de Derechos Humanos, encargadas de respaldo y apoyo jurídico a casos de criminalización registrados en algunas entidades federativas, con logros importantes en materia de defensa a periodistas.

En ambos nombramientos, figuran importantes cambios dentro de la estructura operacional a cargo de estos dos tamaulipecos; estamos obligados a observar.

Demis Santana, buenas noches.

 

 

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA