Agencia Portátil

Ciudad Victoria, 5 de enero.-Las quejas en contra del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Tamaulipas han aumentado debido a la saturación del servicio derivado de que  el Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI) no cuente con reglas de operación claras, aseguró Alberto Lara Bazaldúa, diputado local.

“Hay algo que está fuera de lugar y lo que tratamos de hacer es coordinarnos, por ejemplo en el IMSS, Reynosa aporta 400 millones de pesos al mes y sólo se queda el 20 por ciento para el apoyo de los compañeros”, explicó.

El presidente de la Comisión del Trabajo en el Congreso explicó que el Gobierno del Estado apoyaba en muchas de estas situaciones enviando a los trabajadores al Seguro Popular cuando se saturaba el IMSS, lo cual ya no se puede hacer con el INSABI.

“Y ahora no se puede, estamos estandarizados, y sí se han incrementado muchísimo las quejas en ese sentido”, comentó.

Acerca de que se permita con el INSABI la atención a población abierta en el IMSS e ISSSTE, señaló que es un seguro popular que es para la gente de escasos recursos, sobre lo que no está en desacuerdo, pero la cuestión es que el nuevo programa no tiene reglas de operación claras.

“Aquí la cuestión es cómo funciona, la gente no sabe cómo funciona, los criterios no están definidos, el desabasto de medicinas es completo, entonces, ese es el dilema, aplicas un programa y no tienes reglas básicas de funcionamiento”, dijo.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA