Desliz / Fátima; el retrato del fracaso de una nación

El malestar social que ha generado la ola de feminicidios en México ha recrudecido, en las últimas 72 horas han posicionado como titulares la muerte tan trágica de Ingrid Escamilla, la indolencia del presidente hacia el tema y las inmolaciones morales por la figura presidencial. Ahora tenemos el tema de la pequeña Fátima.

Gran preocupación nacional ante los mensajes fallidos y desafortunados de indolencia y una toma de decisiones equivocadas ponen en un complejo pensar a la cuarta transformación.

Manejo tan desafortunado del Presidente ayer en la mañana, tan poco empático, Claudia Sheinbaum entrando a otra escuela con Enrique C. Rébsamen como “Rockstar”, Ernestina Godoy contradiciéndose en dos puntos retirados de la realidad y la verdad, evidentemente sin estrategias y al remate de una Secretaría de Educación, omisa, torpe, lenta y mala con sus decisiones

“La Cereza” del pastel, fue ese boletín que soltó el Sistema DIF, invadiendo toda intimidad y protección de datos privados de la madre de la menor asesinada, quien a pocas horas de su duelo es exhibida ante el escrutinio público en un desafortunado debate de crisis de valores al interior de un hogar.

En que se ha convertido la sociedad mexicana al punto del debate de una muerte de una menor, la cual era responsabilidad del estado mexicano. La escuela es un santuario seguro, por ello los protocolos de seguridad y acción siempre son referentes a las infraestructuras educativas. Falló la SEP.

Sin embargo notamos con pena que ahora la polarización y división de los ciudadanos mexicanos, increpan en vez de dar soluciones y solo un grupo muy pequeño que critican son azotados por cientos de hordas oficialistas para detener los errores y tratar de reponer la mala imagen del mesías macuspano.

Evidentemente todos vivimos en un contexto de violencia donde existen miles de muertos en México, pero el tema de las mujeres es especialmente delicado y no entienden que no entienden. En las instituciones que procuran justicia y defensa de derechos humanos, se ve a los funcionarios no capacitados en un tema de violencia contra las mujeres, que termina por revictimizarlas, hay una confusión en los conceptos del debate del feminicidio, además de existir mucha falta de empatía por la vida y dignidad de la mujer, ya que se preocupan más por las paredes y monumentos que por la vida misma sin entender el mensaje de fondo.

No es hablar suficiente del tema; es buscar soluciones como sociedad.

Enojar a las mujeres es muy grave y más para el proyecto de la cuarta transformación.

En el caso específico de Fátima estamos hablando de muchas fallas, la primera y la más delicada es que esa menor estaba en custodia del estado.

Es muy grave decir que fue dejada en la mañana en la escuela de ese lugar, salió sin ningún familiar o persona responsable y no fue llevada a los lugares de custodia

La negligencia criminal de permitir la salida de la menor compete a la institución educativa; debe existir un castigo para quien entregó a la menor.

No son asuntos suburbanos.

Esto es un llamado de atención para que los protocolos en el país de cuidado en las instituciones educativas sean revisados y fortalecidos a la brevedad en toda la república mexicana; esa debió ser la respuesta del Presidente Obrador el día de ayer.

No que no se rayen bardas.

Lo grave de este problema social es que nos exhibe en el fracaso que llevamos como mexicanos, imagínese mi querido y caro lector que tan grave es la situación de que un niño quede afuera de su escuela. Y lo que es más grave aún, que pasará por las mentes de estas personas para cometer un brutal asesinato de una niña de 7 años.

Hasta cuando vamos a adormecernos como sociedad

Si tal vez la respuesta gubernamental es correcta en decir que existe una degradación de valores

Pero ahorita la solución primaria es con que cuenta el estado, es el espacio común y sus capacidades para resolver este crimen que marca a la sociedad mexicana

Ya dirán los sacerdotes de los valores (…)

En este momento las capacidades del estado para cuidar a una menor, fallaron. La contraparte sigue culpando al pasado y la sociedad sigue dormida y polarizada.

Hasta cuando México, hasta cuando.

A chambear.

@GildoGarzaMx

DEJA UNA RESPUESTA