ESTADOS UNIDOS.- Los Vikings de Minnesota y Kirk Cousins acordaron una extensión de contrato por dos años y 66 millones de dólares el lunes, dándole al quarterback otra inyección de ocho cifras en dinero garantizado y brindándole al equipo un poco de espacio inmediato en el tope salarial.

Cousins estaba ingresando a su última temporada de un contrato garantizado por tres años y 84 millones de dólares que firmó como agente libre en 2018. Estaba programado a representar un impacto de 31 millones contra el tope salarial, pero este nuevo acuerdo reducirá en 10 millones su cifra para 2020, según una persona con conocimiento directo del pacto y que habló con The Associated Press bajo condición de anonimato debido a que el contrato aún no se finalizaba.

A Cousins se le garantizarán 61 millones al momento de la firma. Su salario base de 35 millones para 2022 también quedará plenamente garantizado en exactamente un año, lo que significa que está prácticamente asegurado por 96 millones por las próximas tres temporadas. De cualquier forma, el veterano de nueve temporadas se colocará, al menos temporalmente, de regreso entre los cinco pasadores mejor pagados de la NFL en valor promedio anual, luego de que la tasa actual en la posición continúe en aumento con la firma de Ryan Tannehill a un pacto de 118 millones por cuatro años con Tennessee.

Cousins tuvo la mejor campaña de su carrera en 2019, ubicándose en el cuarto lugar de la liga en rating (107,4), cuarto en porcentaje de pases completos (69,1%), sexto en porcentaje de touchdowns (5,9%) y séptimo en yardas promedio por intento (8,1). Llevó a los Vikings a un triunfo en la ronda de comodines en Nueva Orleans, su primera victoria en playoffs, y fue seleccionado como reemplazo a su segundo Pro Bowl después de mostrar un importante progreso en un nuevo sistema ofensivo respecto a su primera campaña en Minnesota.

DEJA UNA RESPUESTA